• Se trata de no molestar al duopolio Atresmedia y Telecinco y, al mismo tiempo, cumplir la sentencia del Supremo.
  • Y para no enfadar ni a Lara ni a Berlusconi, ni la publicidad vuelve a RTVE ni habrá nuevo concurso para otros operadores.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria ha insistido este lunes, en los Desayunos informativos que organiza Europa Press, en que el Gobierno cerrará nueve canales de TDT, según dicta la sentencia del Tribunal Supremo sobre la última concesión de canales que realizó el Ejecutivo de Zapatero en 2010 y que, según el Tribunal, cometió un defecto de forma. Eso sí, no ha dicho cuándo cerrará esos nueve canales, de los que tres se los quitaría a Atresmedia, dos a Mediaset, dos a Net TV (Vocento) y dos a Veo TV (Unedisa).

Pero el Gobierno no quiere molestar ni a José Manuel Lara (en la imagen)  ni a Silvio Berlusconi, los auténticos señores de la tele en España. Entre los dos controlan el 58% de la audiencia y, lo que es más grave aún, el 90% del mercado publicitario.

Publicidad que se mueve según las audiencias que mide una única empresa: Kantar Media, propiedad de la multinacional publicitaria WPP. Como se pueden imaginar, las mediciones de Kantar Media favorecen siempre al duopolio, en detrimento de los canales más pequeños.

Pero lo que realmente preocupa al duopolio no es que les quiten canales sino que el Ejecutivo decida devolver la publicidad a RTVE, tal y como ha solicitado en varias ocasiones el presidente del Ente público, Leopoldo González-Echenique.

Hay demasiado dinero en juego. Para que se hagan una idea, Antena3 y Telecinco se repartieron el 90% de los 450 millones de euros que facturaba RTVE cuando Zapatero decidió eliminar la publicidad del Ente público. A eso no están dispuestos a renunciar los señores de la tele.

Y tampoco quieren que el Ejecutivo, tal y como había prometido en un principio a otros operadores como, por ejemplo, a la Conferencia Episcopal, convoque un nuevo concurso para adjudicar nuevos canales. En este caso, además de la oposición de Atresmedia y Telecinco, también se oponen los que serían los grandes damnificados: Vocento y Unedisa (El Mundo). Bueno, más bien, lo ue temen ABC y El Mundo es que les reduzcan el número de canales, cuatro cada uno, que no han aprovechado, sino alquilado a terceros.

Pablo Ferrer

[email protected]