• Cuando nadie lo esperaba la reforma del sector eléctrico consigue que baje la tarifa de la luz.
  • Y eso a pesar de la sobrecarga impositiva con la que el ministro ha gravado a las empresas.
  • Tanto la evolución del mercado como el nuevo sistema de subasta permanente ha conseguido que un ministro 'quemado' se convierta en pieza clave del Gabinete.
  • Los españoles pagaron de media por cada 100 kWh 20,8 euros -un 9% menos-, mientras la media de la zona euro fue de 21,3 euros. 

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (en la imagen), ha pasado de ser villano a convertirse en héroe, pues ha conseguido que el precio de la luz en España esté por debajo de la media europea.

La tan criticada reforma del sector eléctrico ha conseguido que baje la tarifa eléctrica, lo que seguramente habrá provocado una alegría para Soria que, últimamente ha tenido que enfrentar demasiados conflictos con las eléctricas, a causa de la factura de la luz, las primas a las renovables, el déficit de tarifa, etc. Un descenso que se produce, a pesar de la sobrecarga de impuestos con la que el ministro ha gravado a las empresas, pues los impuestos suponen más del 50% de la factura de la luz.

De esta manera, tanto la evolución del mercado como el nuevo sistema de subasta permanente, ha conseguido que un ministro 'quemado' se convierta en pieza clave del Gabinete. Esta noticia le habrá alegrado al canario y además llega un día después de que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalaran una corrección del rumbo en la industria, con un aumento de la facturación y de la entrada de pedidos. Así, por lo menos en los últimos días, no sólo el turismo le ha dado buenas noticias a Soria, sino también las otras materias de su Departamento (industria y energía).

Los hogares españoles pagaron de media por cada 100 kilovatios hora (kWh) 20,8 euros durante el segundo semestre de 2013, es decir, que el precio cayó un 9% y fue el tercer mayor descenso de toda la Unión Europea (UE). Sólo nos superaron Chipre y Hungría, con caídas en el precio del 15% y el 14% respectivamente.

Así el precio de la luz en España ha sido inferior a la media de la zona euro (21,3 euros) y nuestro país ha podido pasar de la sexta posición a la octava en el ranking de países europeos con la electricidad más cara, según el último estudio de precios domésticos de la energía, que ha elaborado Eurostat. Además en la UE la tarifa subió un 2,8%.

Los daneses tienen la electricidad más cara para los hogares y pagaron 29,4 euros por cada 100 kWh, seguidos de Alemania (29,2 €), Chipre (24,8 €), Irlanda (24,1 €), Italia (23,2 €), Bélgica (22,2 €) y Portugal (21,3 €). Mientras Estonia (22%), Grecia (20%), Rumanía (17%), Francia (10%) y Lituania (10%) presentaron las mayores subidas.

Respecto al gas natural, España tiene el sexto recibo más caro de la UE y paga más que la media de la eurozona y de la UE, pues en el segundo semestre se encareció el 3,4%. Sólo le superan Suecia, Dinamarca, Italia, Portugal y Grecia.

Cristina Martín

[email protected]