• No quiere que le quiten 3 canales por el dividendo digital sino 2, como a Tele 5.
  • Y todo ello mientras La Sexta, vencedora ideológica de la fusión con Antena 3 TV, se dedica a masacrar al Gobierno Rajoy.
  • Ahora, Buenafuente se une al Gran Wyoming y a los informativos de Antena 3 TV y de La Sexta, bajo la égida de García Ferreras.
  • El duopolio Lara-Berlusconi le dobla el pulso a Rajoy: viva el pluralismo televisivo.
  • Mientras, las telecos siguen esperando el espectro de cuarta generación por el que ya pagaron hace más de un año.

La cita era en UTECA, la mañana del martes 19. Y allí acudió la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen junto a José Manuel Lara), siempre sumisa ante los dictados del duopolio televisivo Lara-Berlusconi, es decir, Tele 5-Atresmedia, ocho canales por barba, que controlan el 57% de la audiencia y el 91% de la publicidad de TV en España.

Y es que José Manuel Lara (Planeta) y Paolo Vasile (Tele 5) han lanzado su órdago al Gobierno. Especialmente el primero. Planeta no acepta que a su Atresmedia se le quiten tres de los ocho canales que posee, tras absorber La Sexta.

Estamos en las consecuencias del llamado  dividendo digital. En pocas palabras, libera espectro para la cuarta generación de móviles -que las operadores ya pagaron hace más de un año y aún no han recibido- y, de paso, cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a cerrar 9 canales: 3 de Atresmedia, 2 de Tele 5, 2 de Vocento (ABC), 2 de Unedisa (El Mundo).

El duopolio Lara-Berlusconi ya ha conseguido de la dócil vicepresidenta que RTVE no emita publicidad. También ha conseguido, o de ello presumen, que no habrá un nuevo concurso para abrir canales a otras emisoras, por ejemplo a 13TV, pero no les basta: ahora Lara exige al Gobierno que no le quite tres sino dos canales. La propuesta es fácil: se le quita uno a la pública RTVE y se le da a Antena 3 TV. Y lo malo es que el Gobierno puede ceder.

¿Y qué le ha dado, a cambio, Lara a Soraya Pues, al parecer, nada. La Sexta fue absorbida por Antena 3 TV pero lo cierto es que ha conquistado los contenidos del conquistador. Es más, ahora, ya en la segunda parte de la legislatura, Andreu Buenafuente, se une al Gran Wyoming, mientras García Ferreras, rubalcabiano máximo, controla de hecho los informativos, tanto de La Sexta como de Antena 3 TV. Es decir, palo va y palo viene. Sáenz de Santamaría está cumpliendo con gran éxito el mandato del presidente Rajoy de llevar las relaciones con los señores de la prensa. Además de aumentar el pluralismo televisivo, claro está: comenzaron 40 canales de TDT y han terminado en duopolio de telebasura.

En el entretanto, las telecos braman. Hace más de un año que pagaron por el espectro para cuarta generación de móviles y aún siguen esperando que el Gobierno se enfrente al duopolio y cierre canales... ¡en cumplimiento, además, de un mandato judicial! Pero Soraya no se atreve.

Eulogio López

[email protected]