• La vicepresidenta pregunta a los socialistas si plantean un federalismo "simétrico o asimétrico"; qué implica ese nuevo reconocimiento de "hechos singulares" y si se trata de "competencias exclusivas" para algunas comunidades; y si el nuevo modelo de financiación implica un nuevo "pacto fiscal".
  • Pero Antonio Hernando (PSOE) no contesta y sólo ofrece vaguedades: "Reforzar el Estado autonómico, para reconocer mejor las singularidades de las comunidades autónomas y garantizar la igualdad de todos los españoles".
  • Y por si faltaba algún ingrediente, Duran i Lleida avisa a Sánchez que la reforma constitucional no lo arregla todo y que, por supuesto, no resolverá el problema catalán.
Debate sobre el modelo de Estado esta mañana en la sesión de control al Gobierno. El PSOE no hace más que decir -por boca de su nuevo líder- que hay que reformar la Constitución en orden a un Estado federal. Pero como ya estamos en un Estado federal -la España de las autonomías-, ¿qué es entonces lo que pretenden los socialistas

Este ha sido más o menos el rifirrafe entre la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando.

Sáenz de Santamaría ha pedido detalles al PSOE sobre el contenido de la reforma constitucional que plantea para resolver la crisis soberanista, ya que considera que hay detalles de esta propuesta que los socialistas deben "aclarar".

En concreto, la vicepresidenta ha preguntado al portavoz socialista "qué es un Estado federal" y qué implica este modelo; si plantean un federalismo "simétrico o asimétrico"; qué implica ese nuevo reconocimiento de "hechos singulares" y si se trata de "competencias exclusivas" para algunas comunidades; en qué dirección va a ir la nueva ordenación que propugnan y si el nuevo modelo de financiación implica un nuevo "pacto fiscal".

El portavoz socialista Antonio Hernando ha hecho hincapié en que la respuesta a las "tensiones" debe ser la reforma federal de la Constitución para "reforzar el Estado autonómico, para reconocer mejor las singularidades de las comunidades autónomas y garantizar la igualdad de todos los españoles".

"Los socialistas ofrecemos firmeza para defender la Constitución, valentía para reformarla y diálogo para alcanzar un gran consenso. Y a todos los grupos de la Cámara le pedimos hablar: hablemos mucho, la situación del país es muy delicada y tenemos que trabajar juntos", ha recalcado.

Pero Hernando no ha concretado más. Así que nos quedamos sin saber en qué consiste ese federalismo del PSOE cn el que tanto se les llena la boca...

El líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Duran i Lleida,  también ha terciado en la polémica de la reforma constitucional y ha avisado a Pedro Sánchez que se equivoca si piensa que con ello se van a arreglar todas las cosas. Y, además, le ha dicho, "no servirá para diluir el problema de Cataluña". En primer lugar, para esa reforma, "tiene que haber un consenso sobre todos y cada uno de los artículos" (también el 'matrimonio' homosexual o el derecho a una muerte digna, como expuso Sánchez), lo cual convertirá ese empeño en "imposible".



Andrés Velázquez
[email protected]