Con la dimisión anticipada -sólo un mes- de Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO) como gobernador del Banco de España, se cierra un ciclo nefasto para la economía española, marcado por tres personajes: los dos ministros de Economía de Rodríguez Zapatero, Pedro Solbes y Elena Salgado, y el gobernador MAFO.

Han demostrado que no saben gestionar la economía en tiempos de crisis. Sobre todo, han demostrado una escuela progre-capitalista, donde la economía real se subordina a los mercados financieros y donde, encima, lo único que importa es la política macro -es decir, al servicio de los mercados- y no la micro, el fomento de la pequeña empresa que es la que crea puestos de trabajo.

Menos mal que se cierra esta etapa, la etapa del paro y la desilusión.

Eulogio López

[email protected]