La última semana, en un foro yihadista apareció un llamamiento "a capturar a todos los periodistas", según informa el mismo medioEl periodista Marc Marginedas, enviado especial de El Periódico en Siria, se encuentra retenido en ese país en manos de un grupo de rebeldes sirios, probablemente yihadistas, desde el pasado 4 de septiembre, último día en que se puso en contacto con la redacción en Barcelona.

Según diversas fuentes, Marginedas viajaba en coche junto con el chófer que lo acompañaba cuando fue interceptado en los alrededores de la ciudad de Hama, en el oeste de Siria. Desde entonces, no se ha podido contactar con él, según informa este mismo diario.

El Periódico
explica que ninguno de los grupos de la insurgencia siria se ha atribuido tener en sus manos a su enviado especial. Pero esta última semana, en un foro yihadista, ha aparecido un llamamiento «a capturar a todos los periodistas, identificar los equipos que utilizan y registrarlos para localizar los chips en los que tienen fotos y noticias de yihadistas». Estos combatientes sospechan que los informadores que actualmente trabajan en Siria podrían ser en realidad «un tipo de espías que trabajan bajo la cobertura de periodistas».

Según explica El Periódico, Marginedas envió su última crónica el lunes 2 de septiembre desde la localidad de Qasr Ibn Wardan, cerca de Hama, en la que relataba la decepción en las filas rebeldes al ver cómo se alejaba la perspectiva de un ataque inminente estadounidense. «Obama habla, pero no hace nada», era el titular de la crónica que recogía este sentimiento y que fue publicada en este periódico al día siguiente.

En uno de los artículos que envió para la edición on line de El Periódico, Marginedas ya advertía de la peligrosidad de trabajar como periodista en Siria debido a un rápido deterioro de la situación desde su último viaje (en el mes de abril) y de cómo sus acompañantes le advertían de la necesidad de mantenerse en silencio. «Desde aquí hasta Sarmada hay muchos controles en manos de islamistas. Desconfían de los extranjeros y es mejor que no sepan quién eres», le pidieron.

Esperamos y deseamos que Marc Marginedas pueda regresar sano y salvo a casa y cuanto antes.

Andrés Velázquez

[email protected]