Considera nulas y sin efecto las decisiones israelíes sobre el Golán
  Quieren poner fin a los prejuicios contra el Islam y los árabes y subrayan la necesidad de convivencia y diálogo, pero del caso de la cristiana pakistaní no expresan nada.
Resulta llamativo saber de conferencias en las que participan cristianos y musulmanes y en las que se habla de la importancia del diálogo y la convivencia. Es verdad que dentro del mundo musulmán hay grupos más moderados y otros más radicales, pero también es cierto que es complicado saber quién es quién cuando no hay una cabeza visible que marque una línea. Eso lo diferencia de la Iglesia católica.
En Damasco tuvo lugar una Conferencia de Fraternidad Islámico-Cristiana organizada por el Ministerio de Asuntos religiosos sirio y las iglesias cristianas de Siria. Aunque el tema principal era Israel y su intento de judaizar el Golán sirio, también se habló de los prejuicios contra el Islam, y la necesidad de convivencia y diálogo entre ambas religiones.
Pero resulta chocante que en ese intento por subrayar la necesidad de fraternidad, convivencia y diálogo, no se haya tocado el caso de Asia Bibi, un asunto que muestra con mucha claridad cómo la fraternidad, la convivencia y el diálogo no son un punto fuerte dentro de las relaciones entre musulmanes y cristianos, cuando son los islámicos la mayoría.
Andrés Velázquez
andré[email protected]