Por culpa de mi oficio, periodista, hablo cada día con todo tipo de personas. De hecho, antes tenía la convicción de que a los periodistas nos pagaban por contar historias, ahora creo que nos pagan por hablar. Recuerden que la ocupación de tertuliano es hoy la más remunerada. Se diría que se ha convertido en el único género con presente. E imagino que con mucho futuro.

Y de tanto hablar uno cae en la cuenta de que, por tiempos, todos venimos a decir lo mismo. El 'consenso de mercados' viene a resumirse en una palabra: "irresponsabilidad".

Irresponsable es que los sindicatos, presuntos defensores de los puestos de trabajo, se estén dedicando a destruir empresas, en concreto puestos de trabajo. Ejemplo: los sindicatos de tierra y de tripulantes de cabina de Iberia han convocado 15 días de huelga. Cada huelga puede salir por 3 millones de euros de pérdidas por jornada de paro, lo que nos sitúa en 45 millones de euros. Considerando que, en 2012, donde no ha habido mucha conflictividad, pues los pilotos, los mejor pagados pero más montaraces, estaban entretenidos con el laudo, Iberia perdió más de 300 millones de euros, el asunto se pone fino. 

Lo curioso de la nueva convocatoria de paros radica en que la dirección de Iberia había reducido en más de 1.000 los primigenios 4.500 despidos del plan de reconversión.

Y la inmensa mayoría -en la última oferta todos- eran prejubilaciones, sistema, por cierto, muy nocivo para el conjunto de la ciudadanía. Los sindicatos dijeron que no lo admitían y la dirección regresó a la casilla de salida.

¿De verdad es lógico dejar de trabajar con estas cifras por delante ¿No hubiera sido mejor intentar conseguir las mejores condiciones para mantener el máximo número de puestos de trabajo aunque hubiera que trabajar más por menos El lema parece ser: hundámonos a todos antes que ceder.

Eulogio López

[email protected]