• El CGPJ está muy dividido y ha pospuesto este jueves, sine die, la elección de los candidatos que tiene que proponer para sustituir al actual presidente del Tribunal Constitucional y al magistrado Ramón Rodríguez Arribas como magistrados del TC.
  • Tanto Pascual Sala como Ramón Rodríguez Arribas tienen que ser sustituidos por otros magistrados antes del próximo 9 de junio.
  • Dos de los 12 miembros del TC han de ser nombrados por el CGPJ.
  • Una vez elegidos los sustitutos, el TC elegirá a su nuevo presidente, que tendrá un mandato de 3 años.
  • Xiol Ríos, uno de los candidatos del sector más progresista, ya emitió un voto particular favorable a Sortu en un fallo judicial
  • Otro juez progresista que suena en la quiniela del CGPJ es Cándido Conde-Pumpido.

El mandato del presidente del Tribunal Constitucional y de Ramón Rodríguez Arribas  vence el 9 de junio. En la mañana de este jueves debía de haber tenido lugar el debate para sustituir a ambos magistrados y, sin embargo, el CGPJ ha pospuesto, sine die, la elección de ambos sustitutos.  

Un ambiente de división ha imperado en la reunión, que ha tenido lugar desde primera hora de la mañana en una sesión en la que se hacían quinielas sobre los magistrados Juan Antonio Xiol Ríos y Cándido Conde-Pumpido, en representación del sector más progresista y José López García de la Serrana y Roberto Enríquez como los favoritos de los más conservadores, especialmente este último.  

La elección del presidente del TC se hará entre sus miembros por votación secreta, pero los dos nombres que decida el CGPJ para sustituir a Salas y Rodríguez Arribas pueden tener una influencia determinante. El Tribunal Constitucional está integrado por doce miembros, que ostentan el título de Magistrados del Tribunal Constitucional. Son nombrados por el Rey mediante Real Decreto, a propuesta de las Cámaras que integran las Cortes Generales (cuatro por el Congreso y cuatro por el Senado), del Gobierno (dos) y del Consejo General del Poder Judicial (dos).

La designación para este cargo se hace por 9 años, debiendo recaer, según dicta la legislación "en ciudadanos españoles que sean magistrados o fiscales, profesores de Universidad, funcionarios públicos o abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional".

Pascual Sala (en la imagen),  nacido en Valencia el 18 de junio de 1935, es presidente del Tribunal Supremo desde el 20 de enero del año 2011, cuando sucedió a María Emilia Casas. Entre 1990 y 1996 fue presidente del Tribunal Supremo y presidente del Consejo General del Poder Judicial. Como máximo dirigente del TC es el responsable de que Bildu tenga más de mil concejales en el País Vasco, controle cientos de ayuntamientos, así como la Diputación de Guipuzcoa.  El CGPJ, responsable de elegir a su sucesor, dejará al margen sus luchas de poder y sus diferentes proyecciones ideológicas para estar a la altura del nombramiento de un cargo de tal importancia.

Xiol Ríos, candidato progresista, tiene un perfil muy similar a Pascual Sala. En abril de 2012 defendió junto a otros seis magistrados que se permitiera la actividad política de Sortu si no se demostraba su connivencia con el terrorismo y que no cabía su "ilegalización preventiva". De todos son conocidas la simpatías políticas de Cándido Conde-Pumpido, ex fiscal general del Estado. También suena el nombre del ex secretario de Estado de Justicia Juan Carlos Campo entre la izquierda judicial.

Andrés Velázquez
[email protected]