El presidente israelí afirma que si Irán se hiciera con armas nucleares sería "una catástrofe"

 

Continúa la tensión entre Israel e Irán. Aunque podría decirse que entre Occidente e Irán. El último capítulo han sido las declaraciones del presidente de Israel, Simon Peres, en el diario judío 'Haaretz': "Israel es un país independiente y tiene el derecho de defenderse ante los peligros". Ha advertido de que si Irán se hace con armas nucleares "será imposible evitar que expanda libremente las actividades terroristas o que controle la economía mundial". "Sería una catástrofe".

No obstante, según la prensa, poco antes Peres habría dicho a sus cercanos que no hay motivos para "una campaña incesante de intimidación" que mantienen algunos miembros del Gobierno israelí y que estaría aumentando la tensión de manera innecesaria, lo que ha provocado sorpresa entre altos cargos del Ejecutivo. Incluso se hablaba de que Peres comunicaría a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que está en contra de optar por la opción militar contra Irán a corto plazo.

En cualquier caso, lo último que ha dicho Peres es eso: Israel -y Occidente- tiene derecho defenderse de un país -Irán- gobernado por un sátrapa que ha jurado varias veces borrar a Israel de la faz de la tierra.

Es más, recientemente, Peres elogió las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea contra Irán, pero dijo que todavía hay mucho por hacer para parar lo que llamó "al país más corrupto de la tierra". "La corrupción moral es más peligrosa que la financiera. Cuelgan personas sin una corte. Envían armas y dinero para el terror. Hacen trampa y mienten. Por Dios, es el único país que amenazó con destruir a otro".

Sería muy raro que Peres se opusiera a que su país se defienda de tal amenaza.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]