Siento decirlo porque Cristina Fernández de Kirchner (en la imagen), además de una majadera importante, es la responsable de la zapaterización de Argentina: aborto, homomonio, corrupción, atentados contra la libertad de expresión y laminación del adversario utilizando los poderes del Estado, además de chantaje permanente a particulares y empresas con la moneda nacional, además de llegado el caso, el robo (YPF) o, lo que es más grave, la devaluación de las pensiones de los extranjeros residentes, especialmente españoles).

Dicho esto, insisto en que el modelo de Rajoy debería ser Kirchner. Néstor, no. Cristina. El corralito y el corralón fueron dos robos del Estado a los argentinos, pero no fueron obra de Kirchner. Lo que hizo el peligroso y corrupto Néstor -lo que hizo de bueno- fue enfrentarse a los especuladores financieros que estrangulaban a la economía argentina. Sencillamente se plantó e impuso una quita. El principio moral dice que hay que pagar las deudas, pero no a un extorsionador, por muy legal que sea.

Kirchner no pagó lo que debía, pero su deuda era una aberración inmoral. Y el moral no paga al usurero. A cambio, el sistema ha convertido a los argentinos en un país al que nadie presta. Muy ben, así saben que tienen que vivir de las exportaciones, que tiene que vivir sin deudas. Eso, aunque cueste, es simplemente algo maravilloso.

No digo que Rajoy deba establecer una quita, que a lo mejor no sea mala idea. Lo que digo es que ahora es España quien es extorsionada por los mercados pero de forma aún más aviesa que Argentina a finales del pasado siglo. Por una razón: hemos cedido nuestra soberanía monetaria y ahora resulta que no podemos fabricar dinero pero que quien puede fabricarlo no le da la gana fabricarlo para España.

En lugar de ceder tanto ante Europa, Rajoy debería pensar en abandonar el euro, al menos mientras vivamos la contradicción flagrante de una sola máquina de hacer dinero y 17 Tesoros que emiten deuda pública a precio tan dispar. Es lo que se llama una contradicción en origen.

No se preocupen: si nos salimos del euro no habrá corralito alguno en España.

Eulogio López

[email protected]