Los sindicatos tienen la pelota sobre su tejado tras el globo sonda de la empresa

 

Es curioso, pero rara vez se recibe con tanta alegría el anuncio de un ERE por parte de los trabajadores de una empresa. Si uno bucea un poco por la red descubre que la mayoría de los comentarios de los trabajadores de Telefónica que pueden someterse al ERE voluntario que ha ofrecido la compañía, está feliz.

Las condiciones que ha ofrecido la empresa son ventajosas para los trabajadores, y los sindicatos no saben qué hacer. Y es que aunque se ha anunciado que el expediente de regulación de empleo del 20% de la plantilla será para los próximos tres años, la intención de la compañía es que sea en este año. Una buena parte de la aplicación del mismo depende de los sindicatos, que por ahora guardan silencio -excepto CGT, que se encuentra en la oposición-.

El que sí ha hablado ha sido el Gobierno que no está de acuerdo con el ERE porque no es bueno para el Estado que 6.000 personas dejen de trabajar -que serán más, hasta 8.000-, pero es que la pérdida de operatividad en España lleva a la empresa a realizar este recorte.

Mientras tanto, desde CCOO, Jesús Vesperinas anuncia que no hay nada oficial, que los sindicatos no han recibido ninguna comunicación. Y es verdad, ya que desde Telefónica sólo se ha realizado un comunicado que se presentó en el día del inversor. Pero ese globo sonda parece que ha contentado a los analistas y a los trabajadores, por lo que los sindicatos, a su pesar, quizás tendrán que aceptar el ERE, teniendo en cuenta que los trabajadores, a quienes ellos representan, por lo general, aplauden el ERE.

UGT parece estar de acuerdo y CCOO tendrá que estarlo. Y si Jesús Vesperinas sigue en contra, corre el peligro de quedarse solo. Bueno, solo no. CGT seguirá a su lado.

Juan María Piñero

[email protected]