El Instituto de Estudios Económicos elabora un informe que confirma que nuestro país es el más lento de la UE-27

 

Los neozelandeses que quieren iniciar una empresa tardan un día en tramitarlo, mientras que sus vecinos australianos tardan dos días en hacerlo. En cambio, si un español pretende hacerlo debe armarse de paciencia pues tardará una media de 47 días.

Eso es al menos lo que ha publicado el Instituto de Estudios Económicos (IEE) en un informe que ha realizado a partir de datos del Banco Mundial. España sigue siendo por lo tanto el país de la UE-27 en el que más días transcurren desde que inicias los trámites para la creación de una empresa hasta su apertura. Esta situación, además, sigue siendo la misma que la analizada en 2006.

En los estados miembros de la Unión Europea que menos se tarda son Hungría y Bélgica en los que se tarda sólo cuatro días o Portugal, Eslovenia, Italia y Dinamarca, donde se puede realizar esa ingente labor en seis días.

Juan María Piñero

[email protected]