Gabarró se plantea si es rentable invertir en fuentes de generación más caras

El empeño del Gobierno por aumentar el peso de las energías renovables en el mix tendrá un precio y ¿quién lo pagará?. El sufrido contribuyente. Para su consuelo, el secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, auguró este martes que ese coste se irá reduciendo paulatinamente hasta generar ahorros netos a partir de 2015 y que en 2020 el coste se habrá reducido cerca de un 30% sobre el actual.

Así, los costes de acceso, que hoy representan dos tercios del coste total de estas energías, pasarán a ser menos de la mitad del coste total. Un alivio para los bolsillos, aunque no excesivo, teniendo en cuenta el grado de acierto del Gobierno. Hernández destacó que la tecnología ha ido mejorando el coste de las renovables y que en 10 años estas serán totalmente rentables. La cuestión es ¿por qué no esperar 10 años?

Por el contrario, desde el sector solo aumentan las dudas con respecto a la rentabilidad de ciertas inversiones. El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, cuestionaba este mismo martes la necesidad de invertir en nuevas fuentes de generación: "Me pregunto si tiene sentido seguir invirtiendo en nuevas fuentes de generación, que además son más caras. No vamos atrasados en renovables, sino que vamos los primeros. ¿Tiene sentido que sigamos invirtiendo en unas tecnologías necesarias, pero mucho más caras? Si esperamos un poco, su curva de aprendizaje irá mejorando". Gabarró insistía así en el hecho de que España se ha convertido con las subvenciones públicas en el laboratorio para el resto de países, solo que aporta inversión para que el beneficio acabe fuera de nuestras fronteras.

Mariano Tomás

[email protected]