• El alabado primer ministro italiano no se atreve con Berlusconi.
  • 'Il Cavaliere', además, se lanza a la yugular: Monti ha estado trece meses obedeciendo a Europa y ha metido al país en una recesión.
  • Y eso que los ajustes de Monti en Italia son mucho menores que los de Rajoy en España.
  • En cualquier caso, esto no quita la deleznable actitud personal de Berlusconi, que logra que su figura apeste.
  • Los partidos de centro han mostrado este lunes su apoyo a la 'agenda Monti'.
  • Según los últimos sondeos, una coalición de centro liderada por Monti obtendría el 15% de los consensos, lo que lo obligaría a buscar más alianzas.

Mario Monti (en la imagen) quiere seguir gobernando Italia pero sin pasar por las urnas. Sabe que tiene el apoyo de los partidos centristas y, sobre todo, de las instituciones europeas. No en vano, Monti no ha hecho otra cosa que seguir las directrices marcadas desde Bruselas. Una actitud que contrasta radicalmente con la de Silvio Berlusconi, que en su vuelta a la arena política se mostró partidario de que Italia abandonara la moneda única si la zona euro seguía trabajando para beneficio de Alemania.

Pero los ataques del 'Cavaliere' han ido directamente a la yugular del primer ministro dimisionario, sobre todo después de que Monti rechazara la propuesta del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), de liderar una coalición de centroderecha.

Así, según Berlusconi, el año largo de mandato de Monti sólo ha servido para meter al país en una recesión. Y eso que los ajustes de Monti en Italia son mucho menos drásticos que los aprobados por el Gobierno Rajoy en España.

En cualquier caso, las críticas de Berlusconi -algunas de las cuales hemos apoyado en Hispanidad- no justifican ni mucho menos su deleznable actitud personal, que entre otras cosas ha logrado que su figura apeste.

Durante la mañana de este lunes, y tras la publicación de la 'agenda Monti', los partidos centristas han mostrado su apoyo al ex comisario europeo. Concretamente, Futuro y Libertad, de Gianfranco Fini, ex socio en el Gobierno de Berslusoni, y la Unión de Demócratas Cristianos y de Centro de Pierferdinando Casini, han asegurado que adoptarán el programa de Monti.

Según los últimos sondeos, una coalición de centro, con Monti como líder, podría conseguir el 15% de los consensos. De sucede así, tendría que buscar alianzas con otras formaciones para poder gobernar.

Pablo Ferrer

[email protected]