Una comisión del senado estadounidense aceptó triplicar el presupuesto destinado a los programas frente a la pandemia del sida en África.

 

El parlamentario republicano por New Jersey, Chris Smith, proporcionó las pruebas indiscutibles del triunfo, que los eventos para la prevención del sida han conseguido en los países africanos, cuando se asientan en la abstinencia y la fidelidad. Desde la Cámara de Representantes, Smith trazó una propuesta de ley para reanimar el Plan de Emergencia del Presidente para la lucha contra el VIH. 

Después de mencionar los informes del Departamento de Estado y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, que admiten la infalible medida de la abstinencia y la fidelidad en estos programas, Smith puntualizó que ambas actitudes han sido un factor importante para atajar el avance de la pandemia del virus de la muerte en Uganda, Kenya y Zimbabwe. Estos tres territorios, con el sida propagado, han exhibido la disminución del VIH y los informes indican que por la ampliación del AB (abstinencia y fidelidad).

De acuerdo con una información publicada en la revista Science, la reducción del sida, entre los aborígenes de Zimbabwe entre 17 y 29 años, bajó un 23%. Entre las jóvenes de 15 a 24 años, descendió un 49%.

Sin embargo, el ahínco del presidente de Uganda, logró que la población modificara la conducta sexual para prevenir el peligro del sida. Para el mandatario el ABC se asienta en; A) abstinencia, B) fidelidad y C) carácter. El 93% de los ugandeses han mudado su práctica sexual para enfrentarse al sida.

Julián Marías entiende que la causa principal del esta enfermedad es la ausencia de normas de vida sexual, normas que han existido siempre y gracias a las cuales los hombres se han comportado de manera humana y han hecho posible eso que se llama civilización.

Clemente Ferrer

[email protected]