Ha fallecido el golfista cántabro Severiano Ballesteros. El número uno de entre los mejores. "Seve" aprovechó un Abierto Británico, el de Carnoustie en 2007, para anunciar su retirada.

 

La Fundación Seve Ballesteros, entidad privada sin ánimo de lucro, está dedicada a recaudar fondos para promover la investigación sobre tumores cerebrales y apoyar a jóvenes valores del golf en su desarrollo profesional. También fue prescriptor publicitario de varias campañas publicitarias de entre las que deseo destacar una dedicada a la moda de caballero.

En la actualidad prestan su imagen a la publicidad la actriz Faye Dunaway, que prestó su rostro a la campaña publicitaria que anuncia el próximo Festival de Cannes que se celebrará del 11 al 22 de mayo. Una empresa relojera ha contratado a Leonardo DiCaprio, María Sharapova, Cristiano Ronaldo y Fernando Alonso para desarrollar su última acción publicitaria. El jugador Pau Gasol es el nuevo prescriptor de una entidad bancaria. El tenista manacorí, Rafa Nadal, es el protagonista del nuevo anuncio de un fabricante de ropa vaquera y de una entidad bancaria. El cantautor Bob Dylan ha debutado en Pekín. Dylan es el precriptor de una campaña de bebidas refrescantes. La actriz Natalie Portman, protagonista de Cisne Negro, es el nuevo rostro de una marca de perfumes. La modelo británica Kate Moss es la nueva imagen de la campaña publicitaria de una marca francesa de bolsos. El popular actor Robert de Niro cede su imagen a una empresa de bebidas etílicas. Una cadena de ropa sueca ha contratado a la modelo Gisele Bündchen para su próxima campaña de publicidad. Una embotelladora de agua mineral ha fichado a la actriz Jennifer Aniston para que sea su embajadora publicitaria. La actriz británica  Keira Knightley cederá su palmito a una marca de cosmética. La protagonista de la saga cinematográfica de "Harry Potter", Emma Watson, anunciará una marca de perfumes. Y Jennifer López será la nueva imagen de una multinacional de la joyería.

Es evidente que la intimidad y la dignidad de las personas siempre han de quedar a salvo de cualquier tipo de injerencia o manipulación interesada, y la publicidad no está dispensada de ser una excepción en esta regla.

Clemente Ferrer

[email protected]