• El Santo Padre escribió una carta a sus hermanos en la que señaló: "El que esté sin pecado que dé la primera patada".
  • El contexto es la ola de delincuencia y violencia que sacude al país y la ineficacia del Gobierno de Cristina Fernández para atajarla.
Como hemos informado, en Argentina se está produciendo una ola de violencia, motivada por la delincuencia común, con robos y homicidios cada vez más violentos, muchos de ellos inducidos por la droga y el narcotráfico.

Ante ello, la última moda en Argentina son las palizas de los ciudadanos a los delincuentes, para tomarse la justicia por su mano, y que ya han motivado la muerte de un joven golpeado por medio centenar de personas. Este suceso ha hecho exclamar al Papa Francisco: "Sentía las patadas en el alma", en una carta enviada a los hermanos Rodolfo y Carlos Luna, dos humanistas argentinos afincados en Suecia, informa Clarín.

"Me dolió la escena. Fuenteovejuna, me dije", recordó el Papa Francisco, en referencia a la reconocida obra teatral del español Lope de Vega. Añadió que el joven golpeado "no era un marciano, era un muchacho del pueblo".

"Me acordé de Jesús; ¿qué diría si estuviera de árbitro allí 'El que esté sin pecado que dé la primera patada'", ha apostillado Francisco, que insiste en que lo peor que puede pasar es olvidarse de esta dramática escena. "Y que el Señor nos dé la gracia de poder llorar. Llorar por el muchacho delincuente y llorar también por nosotros", ha concluido.

Y detrás de todo ello, la ineficacia del Gobierno de Cristina Fernández ante el problema, que está llevando a iniciativas de políticos provinciales, como el de Buenos Aires, Daniel Scioli.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]