No seré yo quien critique al portavoz del Vaticano, el padre Lombardi, por desmentir todo el tejido de rumores que se están creando en torno al Vaticano, donde tal aparece que el enemigo está dentro. En general, lo está haciendo muy bien.

Sólo una precisión: Lombardi califica de majadería el supuesto peligro contra la integridad del Papa Benedicto XVI. Hombre, no lo sé, pero con el precedente del atentado contra Juan Pablo II y con el actual clima de Cristofobia que recorre tanto Oriente como Occidente -Cristofobia global, que le dicen-, ¿seguro que el Papa está seguro, amigo Lombardi?

Eulogio López

[email protected]