• El número de afiliados a la Seguridad Social descendió en 184.031 personas en enero y se situó en 16.173.610 personas. Mientras que el número de pensionistas presentó un incremento de 11.139 personas, hasta los 8.323.965.
  • La tasa interanual de afiliación en el primer mes del 2014 fue del -0,04%, una mejora notable pues en el mismo mes de 2013 era del -4,59%. Esto supone que de enero a enero los afiliados solo han bajado en 5.829 personas.
  • El paro registrado aumentó en 113.097 personas en el primer mes de 2014 respecto al mes de diciembre y se situó en 4.814.435 personas.
  • El paro entre los menores de 25 años tuvo un descenso anual del 7,5% (34.753 jóvenes), pero no se puede obviar que muchos se han ido fuera de España en busca de trabajo.

Este martes se han publicado los datos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de enero de 2014. Como siempre, el Gobierno se muestra muy optimista y habla de que estamos mejorando, pues el aumento mensual del número de parados y el descenso mensual de afiliados en el primer mes de este año son los menores que se producen desde el 2007.

Pero detrás de esto, se intentan esconder algunos datos, que son poco positivos y que preocupan, como el hecho de que cada 2,25 trabajadores afiliados alimentan a un pensionista. En relación a este ratio, Tomás Burgos (a la derecha de la imagen junto a Engracia Hidalgo), secretario de Estado de la Seguridad Social, ha señalado que "nos preocupa porque es la base sobre la que se sostiene nuestro sistema de pensiones, pero se atisba la recuperación", además ha pronosticado que "la ratio reflejará una mejora en los próximos meses y esperemos que en los próximos años". Pero parece que no tiene del todo claro sus vaticinios para años venideros, además hay que tener en cuenta que la cifra de pensionistas en enero alcanzó 8.323.965 personas, 11.139 más que en diciembre del año pasado, y los datos demográficos prevén que esta cifra siga aumentando por el envejecimiento de la población que tiene España.

El número de afiliados a la Seguridad Social descendió en 184.031 personas en enero de 2014 respecto al mes de diciembre y se situó en 16.173.610 personas. La tasa interanual de afiliación fue del -0,04%, lo que supone una mejora notable respecto a la de enero de 2013, cuando alcanzó el -4,59%. En el primer mes de este año hubo solo 5.829 afiliados menos que en enero de 2013. Burgos considera enero "el período estacionalmente más comprometido en el calendario anual de afiliación", pero la tasa interanual y el dato desestacionalizado (creció en 35.500 personas) "confirman el cambio de rumbo".

En enero la afiliación cayó en todos los sectores respecto a diciembre, excepto en el Sistema Especial Agrario que creció en 3.269 afiliados hasta los 793.682 ocupados. Esto es debido a que, como explica Burgos, las campañas más representativas (olivo y cítricos) no habían acabado. La afiliación al Régimen General disminuyó en 171.559 personas hasta los 13.072.309, la del Régimen de Autónomos descendió en 11.560 personas (en total 3.038.781 afiliados) y la del Sistema Especial de Empleados del Hogar tuvo una caída de 2.590 personas.

Todas las comunidades autónomas presentaron un comportamiento negativo de afiliación, los mayores descensos se produjeron en Cataluña (31.812 afiliados menos) y Comunidad Valenciana (-25.574). Solo rompió esta tendencia la ciudad autónoma de Melilla, que contó con 40 afiliados más, aunque no es para tirar muchos cohetes.

En cuanto al paro registrado no hay nada nuevo bajo el sol. El Gobierno sigue erre que erre. Ahora están empeñados en que los datos ofrecidos este martes del mes de enero son buenos, pues su incremento en 113.097 personas es el menor aumento mensual desde el año 2007. Pero no se dan cuenta de que mientras haya paro un incremento no puede ser nunca una buena noticia y no podemos obviar que tenemos una tasa del 26%.

Pero no solo eso, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, se ha jactado del descenso anual del 7,5% que ha tenido el paro entre los menores de 25 años, lo que supone 34.753 personas menos, pero tiene que tener en cuenta que son muchos los jóvenes que en el último año se han ido fuera de España en busca de trabajo.

La tasa interanual de paro continúa en caída hasta el -3,34%. De los 4.814.435 parados a enero de este año, 2.477.025 son mujeres y 2.337.410 hombres. Pero es importante señalar que de estos casi 5 millones de desempleados, 429.087 son menores de 25 años.

Además de los datos de paro se ha referido el aumento anual de la contratación en un 14,29%, lo que supone 157.421 contrataciones más que hace un año, pues en enero se han formalizado 1.259.240 nuevos contratos. Pero no se engañen, de estos solo 98.366 son indefinidos (un 7,81% del total), mientras que 1.144.891 son temporales. Y no solo eso, los formativos son cada vez más usados y se han incrementado en enero un 79,14% (11.748) respecto a enero de 2013 y además han  crecido un 24,52% el número de contratos en prácticas (4.235 más). De ahí que se hable de una menor estabilidad laboral, ligada a la precarización, y eso sin mencionar los salarios. ¿El Gobierno está seguro de que los datos son buenos No lo parecen.

Cristina Martín

[email protected]