• Pero hay 7 millones de personas que invierten en fondos de inversión y 1,5 millones que lo hacen en fondos de pensiones.
  • En todo el mundo, la banca en la sombra gestiona unos 50 billones de euros.
  • Caso Gowex: "Yo, de Gowex no sé nada", Linde dixit.

Los gobernadores de los bancos centrales ya son como las estrellas de fútbol o de cine: el resto de los mortales les piden una foto con ellos. Le ha ocurrido a Luis María Linde (en la imagen) este martes, tras su intervención en un desayuno organizado por Nueva Economía Forum. Y sí, nos hemos quedado helados. Uno de los asistentes, bien trajeado, le ha pedido, no una foto, sino dos. Linde, como si fuera Ronaldo, no ha dudado en posar junto a su admirador. Lo de firmar autógrafos aún no lo hemos visto, pero todo se andará.

¿Y qué ha dicho el gobernador del Banco de España para despertar tales sentimientos Pues miren, no mucho. Es más, para ser sincero, el discurso de Linde ha sido de los más pobres que se recuerdan en la historia reciente de los desayunos informativos. Si tienen tiempo y ganas, lo pueden leer aquí, pero luego no se quejen. Están avisados.

Lo más interesante -es lo habitual en estos foros- viene después, en el turno de preguntas. Una de las cuestiones planteadas ha sido lo que se ha denominado banca en la sombra y que no es otra cosa que los fondos de inversión de pensiones, los fondos buitre o los de capital riesgo. Son bancos -tienen depósitos e inversiones- pero no están sometidos a regulación alguna.

Pues bien, según Linde, la banca en la sombra tiene un desarrollo escaso en nuestro país, aunque ha reconocido que el asunto es objeto de preocupación para el sector financiero. "La primera dificultad es conocer lo que hace que, como está en la sombra no es fácil de saber", ha explicado. Según Linde, aún estamos en esta primera fase: conocer lo que hace.

Pues será muy escasa en España, pero los datos están ahí: más de siete millones de personas en nuestro país invierten en fondos de inversión y un millón y medio lo hacen en fondos de pensiones. El dato global, del mundo mundial, es sobrecogedor. La banca en la sombra gestiona unos 50 billones de euros, es decir, el PIB de cincuenta 'Españas'. Ciertamente, las medidas para controlar la banca en la sombra han de tomarse entre todos los países, pero eso no puede ser la coartada para no hacer nada. Linde, ponte las pilas.

Y sobre Gowex, el gobernador ha sido tremendamente sincero: "Yo, de Gowex no sé nada", ha dicho. "Ni siquiera conocía que existiera esa empresa". Según Linde, el asunto no es bueno para la marca España, aunque ha matizado que es algo menor que no empañará la imagen del país. "Cosas así pasan también en todos los países", ha concluido.

Pablo Ferrer

[email protected]