Sin citarlos, el presidente de Abertis, Salvador Alemany, se refiere a los aeropuertos de Ciudad Real, León, Castellón, Lérida y Murcia, así como los AVE a Toledo, Valladolid o Cantabria

 

Privatización de AENA: a Abertis le interesan Barajas y el Prat. La obsesión del ministro Blanco por trocear AENA puede arruinar todo el proceso. Salvador Alemany, asesor económico de Artur Mas: "El 15-M no es un movimiento compacto".

Si alguien sabe de infraestructuras ése es el presidente de Abertis, Salvador Alemany, ahora también presidente del Consejo asesor de la Generalitat en materia económica. Se queja Alemany de las obras faraónicas que se han hecho. Por ejemplo, de los aeropuertos que se han construido en provincias donde no se espera movimientos. Es propio de una "filosofía según la cual una provincia no es nada si no tiene aeropuerto, universidad, televisión…".

Pues bien, si no los citó Alemany los cito yo: el presidente de Abertis estaba pensando en aeropuertos ruinosos como lo de Ciudad Real, Lérida, León, Castellón y Murcia, sitios, donde "no se puede poner una sala de fiestas". También se refirió a los AVE innecesarios, y los nombres de los trenes de alta velocidad de Madrid a Valladolid, Toledo o Cantabria (en proyecto), se ofrecen por sí solos.

También se habló de la privatización de AENA, un proceso que el ministro Pepiño Blanco ha pretendido trocear de tal forma que ahora nadie lo entiende. Digamos que Fomento quería vender la navegación aérea por un lado, los aeropuertos por otro y segregar de esto la explotación de los aeropuertos de Barajas y el Prat. Probablemente también el aeropuerto de Palma de Mallorca. Ahora bien, el fileteado es peligroso y resulta que la colocación de una parte minoritaria de AENA "choca con dificultades financieras".

Pero Alemany también es político. Así, defiende, como presidente del Consejo Asesor de la Generalitat que la reducción del déficit por parte del Gobierno, menos de lo acordado con Madrid pero fuerte en términos relativos, al tiempo que manifiesta su descontento con la acampada del 15-M ante el Parlamento catalán: "Hay personas que están allí que tienen objetivos muy distintos y preocupaciones muy distintas… no es un movimiento compacto".

Eulogio López

[email protected]