• CGT ha convocado el paro en solitario, pero no descarta que otras organizaciones sindicales se sumen a la movilización.
  • Sin embargo, fuentes de los sindicatos mayoritarios critican que CGT ha echado el anzuelo para apuntarse el tanto.
  • CGT, CCOO y UGT prevén recortes y reformas laborales a lo largo de este verano que podrían crear el escenario para una huelga general.
  • Entre las reivindicaciones, CGT protesta por la represión policial: aseguran que se han abierto causas contra centenares de piquetes informativos.
  • Toxo ha manifestado este martes que a Europa se le presenta un otoño caliente.

El sindicato minoritario CGT, con más de 100.000 afiliados en toda España, ha dado un paso al frente para convocar él solito una huelga general para otoño, sin concretar una fecha, a la espera de que se sumen otras organizaciones sindicales. Según ha manifestado Jacinto Ceacero, secretario general de CGT (a la izquierda de la imagen, junto a Luis Román, secretario de Organización), el panorama desolador que presenta nuestro país justifica la movilización.

Así detallan la situación: "Casi seis millones de personas en paro, millones sin recibir prestaciones por desempleo, centenares de miles de familias desahuciadas, reforma laboral para eliminar el derecho al trabajo, reforma de la negociación colectiva para cambiar las relaciones laborales, reforma constitucional para priorizar el pago de la deuda y sus intereses, reforma del sector financiero para rescatar a la banca con millones de euros, recortes en los Presupuestos Generales del Estado de 27.000 millones de euros, recortes de 10.000 millones adicionales en sanidad y educación, subida de impuestos, amnistía para el fraude fiscal, y el último episodio de toda esta estafa: el rescate del sistema financiero español de hasta 100.000 millones de euros del cual responderá toda la población".



Según fuentes de los sindicatos mayoritarios, CGT no tiene suficiente fuerza para convocar una huelga general en solitario. "Han tirado el anzuelo -señalan estas fuentes- porque Toxo se mostró muy duro en sus declaraciones este lunes al hablar de un recrudecimiento de las acciones sindicales en protesta por los recortes y las reformas. Es fácil que en septiembre la situación esté tan deterioriada tras los recortes y sucesivas reformas que UGT y CCOO hagan algo. Entonces ellos pretenderían apuntarse el tanto de haberlo anunciado primero", han explicado.



Ceacero
, en cambio, ha dado a entender que no están solos, y que están en permanente contacto con USO. Además, invitan al movimiento 15M a participar. Asimismo, lamenta "que la huelga no aparezca en el espectro de acciones del sindicalismo institucional mayoritario. Ellos sabrán al servicio de quién ponen esa representatividad mayoritaria de la cual gozan UGT y CCOO".



Lo cierto es que CGT está ganando la confianza de los trabajadores en los últimos tiempos a la hora de defender sus derechos, gracias sobre todo a la calidad de sus abogados. Respecto al argumento de que una huelga no puede hacer nada más que empeorar la economía, Ceacero se ha mostrado muy contundente: "La huelga es un arma muy potente que hay que dosificar… Pero, ¿si la situación empeora para quién lo hace? Para el capital, la empresa, la banca. Los trabajadores ya no tienen nada que perder. Les vendieron las casas por un precio triplicado y les dieron una soga para que se ahogaran con el crédito. Luego se han facilitado los despidos, les quitan la casa, están desahuciados…", ha explicado.



La huelga, según Ceacero, puede servir para devolver la dignidad a los trabajadores que, como ha apuntado, "han demostrado una cordura una sensatez y un sosiego exquisitos ante la situación que estamos viviendo". También ha mencionado la represión de la que está siendo objeto la clase sindical por su actuación durante la última huelga general, con centenares de casos abiertos contra los piquetes informativos, y han denunciado el caso de Laura Gómez, secretaria de Organización. Pasó 23 días en prisión y el fiscal pide para ella 36 años de cárcel por haber quemado unos cartones delante de la bolsa de Barcelona.



De momento, CGT ha anunciado la convocatoria de una manifestación en la ciudad Condal el 16 de junio, y otra el 23 de junio contra las privatizaciones y en defensa de lo público. No se descartan nuevas movilizaciones en julio, así como actuaciones en colaboración con sindicalistas de otros países europeos en septiembre. La huelga está empezando a calentar motores, sea quien sea el que pueda, quiera o merezca apuntarse el mérito. Ya lo ha dicho Toxo esta misma mañana de martes en una entrevista en Radio Nacional: "A Europa se le presenta un otoño muy caliente".  

Sara Olivo

[email protected]