54.000 millones de mensajes canalizó Whatsapp en todo el mundo el 31 de diciembre. 625.000 mensajes por segundo en todo el mundo. Lo explica el Economista y sirve para explicar, mejor que con cualquier otro ejemplo, la saturación informativa, la marca de fabrica de la sociedad del siglo XXI. No nos falta información, nos sobra y eso puede ser tan peligroso como ese "exceso de cultura que conduce la ignorancia". En palabras de Giovanni Guareschi.

Por ejemplo, hoy en día, en el periodismo, sólo sirve la trasmisión en directo o la exclusiva, cada día más compleja. Porque en la red Internet figuran hasta los secretos militares.

Eso es lo más importante. Luego está el problema de que los grandes vencedores de la red son  los parásitos de las grandes compañías.

Dos ejemplos señeros: Google y Whatsapp. Es cierto que ambos crean servicios que aumentan el tráfico pero también lo es que las inversiones en red son muy caras y que a ellos les salen muy baratas. Es un acuerdo.

Eulogio López

[email protected]