• La sociedad que preside Belén Romana firma un acuerdo con la Generalitat, por el que cede temporalmente 600 viviendas.
  • Se trata del primer convenio de este tipo, pero no será el último: hay conversaciones con otras ocho autonomías para la cesión de un total de 2.000 pisos.
  • Los alquileres se situarán entre 150 y 400 euros al mes y SAREB recibirá una contraprestación para cubrir gastos de comunidad, seguros, tasas e impuestos.
  • Mientras que la Generalitat se ocupará de los gastos de gestión y administración.  
  • Los inmuebles, cedidos durante cuatro años prorrogables, se reparten entre los 72 municipios catalanes con una aguda problemática social de la vivienda.

No es ningún secreto que la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) no sabe dónde colocar la cantidad de inmuebles con los que cuenta, pero lo debe hacer sí o sí. Por ello, no sólo vende al por mayor y alquila para vacaciones, sino que ahora también apuesta por el alquiler asequible. Sí, lo han leído bien, ahora se inclina por una acción un tanto solidaria.

La presidenta de SAREB, Belén Romana (en la imagen junto a Santi Vila), ha firmado un acuerdo con la Generalitat de Cataluña, concretamente con el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, por el cual cede temporalmente 600 viviendas para que se destinen a alquiler asequible. Es la primera vez que SAREB ratifica un convenio de este tipo, pero no será el último, pues ya está en conversaciones con otras ocho autonomías para la cesión de un total de 2.000 pisos.

"Este primer acuerdo abre un marco de colaboración con las Comunidades Autónomas que permitirá a SAREB, sin desviarse de su mandato desinversor conferido por las autoridades económicas, reforzar su compromiso cívico con la Sociedad", ha señalado Romana. Sus palabras confirman su estrategia, pues SAREB ultima los preparativos para readjudicar la gestión de sus 50.000 millones de euros en inmuebles. Los interesados tienen hasta el próximo 28 de julio para preparar y presentar sus ofertas vinculantes.

Los alquileres de las 600 viviendas cedidas a la Generalitat se situarán entre 150 y 400 euros al mes y a cambio SAREB recibirá una contraprestación, que le permitirá cubrir los gastos de comunidad, seguros, tasas e impuestos vinculados a la propiedad. Mientras que la Generalitat se ocupará de los gastos de gestión y administración de las viviendas. Estos inmuebles se ceden por un plazo de cuatro años, prorrogables, y se reparten entre los 72 municipios catalanes que tienen una aguda problemática social de la vivienda.

Cristina Martín

[email protected]