El peso de España se convierte en el factor que marca la diferencia: la rentabilidad viene de fuera

El BBVA tiene mejor ROE, a pesar de la fuerte caída de los últimos meses, pero el Santander le supera en el negocio recurrente. En la clasificación por rentabilidad, el tercero es el Popular, seguido de Banesto, Bankinter y Sabadell. El margen de intereses sólo crece en Santander y Sabadell.



A falta de los resultados de Bankia, los grandes bancos ya han presentado sus cuentas del primer trimestre. En cierto sentido, son los típicos resultados de crisis, con caída del beneficio y con la mora en aumento. Algunos, como el Santander, se atreven a pronosticar una estabilización de la tasa de morosidad hacia el tercer trimestre de este año y un inicio del descenso en el segundo trimestre de 2012. Por su parte, el BBVA ya ha logrado esa estabilización de la mora, mientras el resto de banqueros esperan que la recuperación de la economía les salve del desastre.

Ante este panorama, ¿en qué situación están los bancos de cara a la salida de la crisis? Un vistazo a los resultados nos muestra que el negocio típico del Santander evoluciona mejor que el del resto. La empresa que preside Emilio Botín destaca por un margen de intereses del 5,5%, que junto al del Sabadell (1,30%) es el único positivo de los 6 grandes bancos. A la cola se encuentran Bankinter (-28,5%) y Popular (-22,30%), mientras BBVA (-6,20%) y Banesto (-11,20%) registraron caídas, aunque de menor volumen.

No obstante, el BBVA sigue siendo el más rentable. Medida en términos de ROE (beneficio neto sobre fondos propios), la rentabilidad del BBVA encabeza la lista con un 12,80%, seguido de cerca por el Santander, con un ROE del 11,37%, una foto del momento que podría variar a favor del Santander a la vista de la evolución del margen de intereses. En rentabilidad es el Sabadell quien se queda atrás, con un ROE del 6,27%, precedido por Bankinter (7,17%) y Banesto (7,64%).

Toda la banca se ha visto afectada por las exigencias de capital, que harán de las entidades españolas bancos más grandes, aunque no necesariamente más fuertes. De una u otra forma, todos han tenido que ampliar capital. Por otra parte, el peso de España en las cuentas es otra de las claves que marcan la diferencia. Vistos los anteriores datos, se puede apreciar que España supone un 13% en el beneficio atribuido del Santander mientras para el BBVA representa un 32,4%. Una realidad que desafortunadamente explica la lucha de los bancos españoles por dar importancia en el marketing a su diversificación geográfica.

Rodrigo Martín

[email protected]