• Con esta apabullante sinceridad, Sáenz concluye: "Y si es posible, con beneficios".
  • El Ceo del Santander cree que no habrá más nacionalizaciones en el sector, sino absorciones.
  • La entidad cántabra se va a presentar a todos los procesos de subasta que se convoquen, al menos a la primera ronda.
  • Sobre el Popular, Sáenz expresa su "deseo personal" de que el banco salga adelante por sí mismo.
  • Y sobre el BCE: "Tenemos un Banco Central mucho más activo e influyente". Cierto, pero también es un BCE menos independiente.

Alfredo Sáenz (en la imagen) es de Bilbao, y se nota. Durante la presentación de resultados del tercer trimestre celebrada este jueves, el consejero delegado del Santander ha afirmado que el objetivo del Sareb -el 'banco malo' público- no es bajar los precios de las viviendas, sino venderlas. Además, si es con beneficio, mejor que mejor. Eso sí, después ha matizado que, efectivamente, en ese proceso de venta los precios podrían bajar por la gran cantidad de oferta, pero esto no es, ni de lejos, el propósito del 'banco malo'.

En cuanto al sector financiero y su proceso de restructuración, Sáenz cree que no habrá más nacionalizaciones, pero sí más fusiones o, mejor dicho, absorciones. En este sentido, ha afirmado que la entidad se presentará a todas las subastas que surjan, al menos en su primera ronda. Después, "ya veremos", ha dicho.

Sobre el banco Popular y su ampliación de capital de 2.500 millones de euros, el Ceo del Santander ha declarado su "deseo personal" de que la culmine con éxito. No ha escatimado en elogios a la entidad presidida por Ángel Ron: "Es un banco joven, potente y fuerte". Además, "su red de oficinas es muy potente y lo hacen muy bien. Soy optimista sobre el futuro del Popular", ha señalado.

En el terreno internacional, concretamente sobre el Banco Central Europeo, Sáenz ha afirmado que en estas últimas semanas, "la talla de Draghi (presidente del BCE) ha crecido muchísimo". Se ha referido al impulso que desde esta institución se ha dado a la unión bancaria. "Tenemos un BCE mucho más activo e influyente", ha dicho. Cierto, don Alfredo, pero lamentablemente también es mucho menos independiente.

Pablo Ferrer

[email protected]