La compañía irlandesa ha anunciado la reducción a la mitad de su capacidad en la instalación gerundense
Esta medida se debe a la finalización de las ayudas del Gobierno catalán.
El éxito de las compañías aéreas de bajo coste ha sido contundente durante los últimos años. Han logrado que aeropuertos sin apenas tráfico se hayan convertido en auténticos centros de llegada y salida de pasajeros. Uno de los casos más llamativos es el de Ryanair.
Sin embargo, las intenciones de las compañías aéreas eran otras. La base de su crecimiento han sido las subvenciones públicas, que han permitido que las empresas ofrezcan bajos precios, en aeropuertos menos céntricos, y que a la vez han servido para que algunos aeropuertos hayan crecido de manera increíble.
Ese el caso de Gerona. Sin embargo, parece que las cosas se tuercen pues Ryanair, que tras su crecimiento ya ha logrado lugar en los aeropuertos más importantes españoles, ha anunciado que piensa reducir a la mitad la oferta de vuelos desde Gerona. Eso va a significar una reducción de 1.700 empleos y un duro golpe para la economía de la zona.
Pero es que una vez instalados en El Prat y sin subvenciones, no tienen ningún interés en seguir en Gerona. Por ello, la candidata de ERC a la alcaldía de Gerona ha solicitado el traspaso de la gestión del aeropuerto, de manera que así poder convencer -es decir, volver a subvencionar- a Ryanair para que se quede.
Así no es de extrañar que algunas empresas se quieran quedar a base de pagarles para que vengan. Increíble.
Juan María Piñero
[email protected]