Acude a los tribunales por el impuesto sobre el combustible nuclear

Las eléctricas alemanas no tienen nada que perder una vez que el Gobierno Merkel tiene claro el cierre de las centrales nucleares. Les queda, por tanto, defender el territorio que logren mantener. En este sentido, RWE presentó el miércoles en Münich una demanda contra el impuesto sobre el combustible nuclear. Se trata solamente de la primera batalla, a la que se sumarán previsiblemente otras eléctricas como E.ON o Vattenfall. Después, la guerra continuará porque el sector tiene todo un memorial de agravios por el que interponer demandas, desde la anticipación de la fecha de cierre hasta la moratoria nuclear

Mariano Tomás

[email protected]