- El candidato socialista a la Presidencia elude responder a por qué no ha aplicado sus recetas contra el paro mientras fue vicepresidente
- Insiste en el impuesto a los beneficios de los bancos para crear empleo juvenil
- También creará un impuesto a las grandes fortunas y patrimonios
- Cree que el origen del problema de la deuda española está en "Grecia, es la incertidumbre griega la que tenemos que resolver"
- Vuelve a insistir en que él es el líder del PSOE porque "cuando un partido pide el voto para una persona, claramente lo pide para su líder"
- Antonio Estella (tertuliano SER): "Hay un déficit de Gobierno económico europeo y eso significa por qué los mercados están cebándose en algunos países como Italia y España"
- José María Ridau (tertuliano SER): "Un eventual rescate de España e Italia lo que pone en riesgo es el euro"
Hoy ha sido entrevistado en Onda Cero el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha eludido responder directamente a la pregunta del millón, que le ha hecho Carlos Herrera, es decir, por qué no puso en marcha en el Gobierno las recetas que ahora él da para luchar contra el paro o salir de la crisis: "Cosas se han hecho, lo que pasa es que cuando tienes la economía decreciendo al menos tres por ciento, ya puedes hacer cosas que poco funcionan. Lo más que puedes hacer es hacer lo que hemos hecho, que es dar subsidios a quien pierde el empleo. Para crear empleo, lo primero que hay que hacer es crecer". "Sostengo que la economía española, tradicionalmente, necesita crecer un 2% para crear empleo". Pero ha admitido ser "corresponsable de la herencia del Gobierno de Zapatero".

Rubalcaba ha insistido en sus propuestas, algo populistas, contra el paro, sobre todo el juvenil, en lo que puede interpretarse como un acercamiento al movimiento 15-M: impuesto sobre los beneficios a los bancos, que pagarán los "propietarios de las empresas", así como un impuesto a las grandes fortunas, porque "hay grandes fortunas y patrimonios que no pagan" y porque "las clases medias tienen una presión fiscal en España suficiente".

También cree que el origen del problema de la deuda española está en "Grecia, es la incertidumbre griega la que tenemos que resolver". "Es verdad que la situación no es fácil, pero no estamos en la de tener que pedir dinero". Y gracias a estas palabras, nos quedamos mucho más tranquilos.

Sobre la lucha antiterrorista, cree que los gobiernos "no deberían hablar" con terroristas, pero lo ha justificado con que "todos los han hecho", tanto en España como en el extranjero. Eso sí: "Lo que no se puede de ninguna forma es pactar la política con los terroristas, la política en democracia la hacen los partidos". Pues dígaselo, Alfredo, a don José Luis Rodríguez Zapatero, que hizo exactamente eso mismo. Y usted lo sabe bien, porque estaba en el Gobierno, y como bien ha dicho hoy, es "corresponsable".

Rubalcaba lo admite: "Soy corresponsable de la herencia del Gobierno de Zapatero"

En Onda Cero, el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba ha respondido a la pregunta del millón, que le ha hecho Carlos Herrera, es decir, por qué no ha puesto en marcha en el Gobierno las recetas que ahora él da para luchar contra el paro o salir de la crisis: "Cosas se han hecho, lo que pasa es que cuando tienes la economía decreciendo al menos tres por ciento, ya puedes hacer cosas que poco funcionan. Lo más que puedes hacer es hacer lo que hemos hecho, que es dar subsidios a quien pierde el empleo. Para crear empleo, lo primero que hay que hacer es crecer". "Sostengo que la economía española, tradicionalmente, necesita crecer un 2% para crear empleo". "Creo que cuando tengamos -y empezamos a tenerlo- un respiro económico, hay que tratar de buscar una vía acelerada de creación de empleo, sobre todo para los jóvenes", "un empleo subvencionado, con fondos públicos, para los jóvenes, pensando que ese empleo, cuando la economía crezca, se va a estabilizar de manera natural". "Hay que hacer un plan de choque, y por eso he propuesto una serie de medidas que vayan dirigidas esencialmente a los jóvenes, aunque no solo".

¿Y de dónde va a sacar el dinero para ello, nos va a subir los impuestos? Responde el candidato socialista: "No, a todos no. No estoy proponiendo una política keynesiana pura, que por cierto, en algún momento algo de eso tendremos que hacer". "Estamos echando una mano a los bancos, les estamos prestando dinero, pero dentro de unos meses, los bancos van a empezar a funcionar y empezaremos a ver beneficios y en ese momento hay que decir a los bancos: les echamos una mano cuando ustedes lo pasaban mal, ahora de esos beneficios dennos un poco para que podamos invertir en ese empleo juvenil". "Tan disparatada no será la idea cuando hay un banco importante en España que ha hecho algo parecido", "ha hecho una oferta a cinco mil jóvenes a los que va a colocar", "más o menos ha hecho lo que yo quería hacer con carácter general". "Algo así pretendo hacer con el conjunto del sistema financiero, poniéndoles un impuesto". "Lo han hecho Gordon Brown en Gran Bretaña, Sarkozi en Francia o Merkel en Alemania".

Preguntado que luego ese impuesto lo acaba pagando los ciudadanos, porque los bancos lo repercutirán en los ciudadanos, ha respondido: "Depende de cómo se haga, si se hace sobre beneficios, no". "Según eso, no podríamos subir los impuestos a las empresas porque siempre lo acabarían pagando los ciudadanos". Aunque ha reconocido que ese gasto lo asumirían "los propietarios de las empresas". "Si subes los impuestos a las empresas, los beneficios disminuyen y los accionistas cobran menos".

Acerca del impuesto del patrimonio, ha explicado que él quiere "recuperarlo", pero en su sentido "original", es decir, "un impuesto parecido al que tienen en Francia sobre las grandes fortunas y patrimonios". "Los que no han notado la crisis deberían hacer un esfuerzo para que la crisis en su salida sea justa  nadie se quede atrás". "No pretendo hacer un impuesto sobre clases medias, entre otras cosas porque las clases medidas tienen una presión fiscal en España suficiente, pero hay grandes fortunas y patrimonios que no pagan". ¿Y piensa eliminar las sicav? "Están prácticamente eliminadas, hemos hecho una modificación de la fiscalidad de las sicav que las han dejado reducidas al mínimo".

Sobre el impuesto de sucesiones, que es de competencia autonómica, ha afirmado que es "un impuesto que me produce un sentimiento encontrado. Por una parte, tiene toda la lógica de mundo que los hijos hereden lo que los padres han trabajado muchas veces para los propios hijos. Por otra parte, me parece que sobre eso habría que pagar".

Rubalcaba se ha referido también a la situación de la prima de riesgo de la deuda pública española, que marcó ayer un nuevo máximo histórico al superar la barrera de los 400 puntos básicos y hoy volvió a hacerlo: "No es una buena noticia". "La situación europea es el origen de estos problemas, aunque las dudas que ha habido sobre la solvencia norteamericana nos han perjudicado también". "Creo que el origen de todo esto es Grecia, es la incertidumbre griega la que tenemos que resolver". "Es verdad que la situación no es fácil, pero no estamos en la de tener que pedir dinero. La economía española da signos de recuperación y lo que tenemos que hacer es que los objetivos los cumplamos", como por ejemplo, "la reestructuración bancaria", "que tenemos que completar en los plazos previstos"; y "el problema del déficit público, que hemos abordado con unos ritmos acordados en la UE y que tenemos que cumplir". "También hay que poner en marcha el acuerdo de los jefes de Estado y de Gobierno en relación a Grecia", que "hay que acelerar".

El candidato socialista cree que fuera del euro, a España "le hubiera ido mucho peor". "Por tanto estamos mejor en el euro, otra cosa es que se eche de menos una mayor fortaleza económica de Europa" y que "se puedan adoptar decisiones de una manera más natural" en Europa. Ha asegurado también que él cedería más soberanía económica a Europa: "Hemos hecho la casa a medias. La soberanía monetaria ya la hemos cedido". "Nos falta una arquitectura completa".

El candidato socialista ha desmentido que "jamás" le pidió al presidente Zapatero que adelantase elecciones. "Cuando se resolvió la crisis griega -que fue a medias- fue cuando empezamos a hablar de este tema y cuando me planteó este calendario que a mí me parece bien". También se ha referido a sus palabras del otro día, cuando dijo que él es el líder: "Jamás me he hecho la pregunta de si soy el líder". "Contesté que sí -cuando me hicieron la pregunta- porque cuando un partido pide el voto para una persona, claramente lo pide para su líder. Imagínese qué hubiera pasado si respondo que no soy el líder. La gente se hubiera quedado perpleja". "Hubiera dicho: ¿Este señor no es el candidato a la Presidencia del Gobierno? Pues es el líder del partido. Punto". Y también ha desmentido que hubiese exigido que no hubiera otro candidato que él en unas primarias: "Nunca pedí que no hubiera primarias, entre otras cosas porque tenía la absoluta certeza de que si las hubiera habido, las hubiera ganado de calle". "En democracia, el líder es aquel para el que se piden los votos". Y ha indicado que tras las elecciones municipales del 22 de mayo, "ello provocó un debate que no es el que se ha traducido a los medios. El debate era muy sencillo, cómo tomábamos nota de aquello, es que nos dieron un palo".

Preguntado por qué responsabilidad tiene con la herencia del Gobierno Zapatero, ha respondido: "He sido miembro del Gobierno, y como tal, corresponsable de esa herencia, con sus aciertos y errores". "Me parece además que es un juego real y de lealtad con el presidente".

Si el líder de CIU Artur Mas le dijese que quiere un pacto fiscal, Rubalcaba ha dicho que le recordaría que "tenemos un nuevo sistema de financiación, que está funcionando desde hace dos años, que se hizo para resolver problemas de financiación de un sistema que había funcionado bien pero que había introducido algunos desequilibrios". "Se corrigió el sistema, se pactó, el Estado ha puesto más dinero para todas las CCAA, el año que viene recibirán en su conjunto 8.000 millones de euros más". "Lo que procede es que ese sistema de financiación se desarrolle hasta el final". "E incluye una cláusula de que cuando se acaba, se revisa, y ese será el momento de revisarlo". "Tenemos que cumplir lo acordado".

Si Bildu y el PNV declarasen la independencia del País Vasco, y él fuese presidente del Gobierno, "aplicaría la ley". "Y los parlamentos autonómicos no tienen la facultad de declarar la independencia de ningún territorio de España".

¿Cómo quitaría a Bildu de en medio? "Bildu no había hecho todo el camino que tenía que recorrer, el Tribunal Constitucional ha dicho que sí y a partir de ahí los demócratas decimos que sí". "Y a partir de ahí entramos en una situación distinta". "El que la banda terrorista esté en su final no quiere decir que los independentistas hayan desaparecido del País Vasco". "Ahora empieza otra batalla democrática donde hay que demostrar en las urnas del País Vasco que los que pensamos que está mejor en España que fuera de España somos la mayoría y tenemos argumentos". "Si Bildu incumple la ley, aplicarle la ley".

"El fin no justifica los medios", ha dicho Rubalcaba. Y acerca del caso Faisán, ha dicho: "Lo que tenemos que hacer es ir a las reglas del Estado de derecho, que son que mientras alguien está en un juicio o en un proceso tiene una cosa que se llama presunción de inocencia". "Hay que dejar que los jueces decidan lo que ha pasado".  Si se confirma que hubo chivatazo, ha insistido: "Vamos a confiar en la justicia".

Tampoco le preocupa que se hable de terrorismo en la campaña electoral: "Soy responsable de que la policía y la guardia civil detuviesen a casi 800 presuntos etarras en unos años y que ha llevado a ETA a la peor situación en la que ha estado nunca". "No creo que sea un tema de campaña, ni de política". Preguntado por si se puede hablar con los terroristas de política, ha señalado que "no deberíamos, lo que pasa es que sobre eso hay una cierta ficción. Todos los estados han hablado en algún momento con los terroristas para intentar acabar con el terrorismo", "en España también". "Lo que no se puede de ninguna forma es pactar la política con los terroristas, la política en democracia la hacen los partidos".

Antonio Estella (tertuliano SER): "Hay un déficit de Gobierno económico europeo y eso significa por qué los mercados están cebándose en algunos países como Italia y España"

En la SER, los tertulianos analizaban el nuevo máximo histórico de la prima de riesgo de la deuda pública española, que superó ayer la barrera de los 400 puntos básicos, si bien finalmente se moderó y cerró en 387 puntos. Antonio Estella decía que "la situación es complicada", "no estoy de acuerdo con la opinión de González Pons según la cual la culpa la tendría el Gobierno de Zapatero, la responsabilidad hay que encontrarla en Europa. Lo que está pasando es que hay un déficit de Gobierno económico europeo y eso significa por qué los mercados están cebándose en algunos países como Italia y España en este momento".  

José María Ridau (tertuliano SER): "Un eventual rescate de España e Italia lo que pone en riesgo es el euro"

José María Ridau, también en la SER, afirmaba que "no hay razones para explicar hoy un comportamiento distinto de la deuda española del que tuvo ayer". "Y lo que nos encontramos es con que va creciendo una sensación de indefensión ante estos problemas, porque como dijo ayer el presidente del Gobierno no se pueden tomar medidas unilaterales, y porque no se sabe ya qué medidas tomar". "Hasta ahora los rescates han sido de Grecia, Portugal e Irlanda, pero un eventual rescate de España e Italia lo que pone en riesgo es el euro".

Enrique Gil Calvo (tertuliano SER): "Este es un problema de diseño institucional"

Enrique Gil Calvo, en la misma emisora, destacaba que "nos equivocaríamos si atribuyésemos esta crisis actual, la de estos días, a una mera acción de los especuladores". "Pienso que este es un problema de diseño institucional y que si ahora ha estallado ha sido por el cierre en falso de la crisis política, del techo de deuda en EEUU, que ha convertido a lo que parecía una potencia económica segura en otro miembro más de la crisis de la deuda soberana".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]