Le necesita para disputarle la primacía del PSOE a Zapatero

 

De no ser así, le sustituiría por Miguel Ángel Aguilar, el otro correo oficial del Felipismo en PRISA.

La batalla por el control del PSOE entre zapateristas y felipistas está en todo lo alto.  El vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, confía más que muchos de sus colaboradores en la influencia de la prensa escrita y de la radio, así como en Internet (en el PSOE son mayoría los que creen que las elecciones se ganan en TV). Por eso, no quieren que Juan Luis Cebrián se jubile en junio, con su última Junta General de Accionistas. Pretende que se mantenga en el trato para sus dos batallas: la interna, frente a Zapatero, y la externa, frente a Rajoy.

De no ser así, tendrá que acudir a su segundo, Miguel Ángel Aguilar, el otro correo oficial del felipismo, articulista de El País al servicio del PSOE, pero sin la fuerza del académico Janli.

Sin embargo, lo cierto es que Cebrián se ha desprestigiado ante la redacción, tras haber sido el instrumento para la entrada de Liberty, haber desterrado a la familia fundadora y haber troceado el primer grupo de comunicación en lengua española.

Al final, Rubalcaba tendrá que echar mano de su hermano Javier, responsable de idiomas en Santillana Educación (la joya de la joya de la corona PRISA) para trasmitir consignas en El País. Pero lo de Cebrián, incluso lo de Aguilar, es más mejor.

Miriam Prat

[email protected]