"Con toda claridad, no estoy de acuerdo"

 

Después de que Telefónica anunciara la supresión del 20% de su plantilla, Valeriano Gómez señaló que "no es un buen momento". El ministro de Trabajo no quiso ir más allá, pero posteriormente se han ido conociendo más datos, como el incentivo de 450 millones que la teleco repartirá entre sus directivos.

Además, si resulta difícil explicar que una compañía con beneficios piense en un ERE, menos fácil es asumir que la reducción de puestos de trabajo pensada para tres años se realice en uno solo. Si 2011 ya era un ejercicio complicado en materia de empleo, la decisión de Telefónica es de todo menos conveniente para el Gobierno.

Este viernes, Rubalcaba se manifestaba sorprendentemente sobre la decisión de una empresa: "Con toda claridad, no estoy de acuerdo", señaló con contundencia el portavoz.

Mariano Tomás

[email protected]