• Algo que hace temblar al Duopolio (Mediaset y Atresmedia), que fue el gran beneficiado cuando Zapatero retiró los anuncios del ente público en 2009.
  • Pero no es el único tema que quita el sueño a Berlusconi y a Lara, ya que dentro de seis meses Rajoy sacará a concurso cinco nuevos canales de TDT.
  • El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas insiste en que "el presente y el futuro" de la corporación "está garantizado", pero la tarea es ardua.
  • El primer asunto a resolver: el sustituto de Echenique. Peñalosa es sólo presidente temporal.
  • El segundo: la situación financiera. RTVE tuvo unas pérdidas de 113 millones en 2013 y su presupuesto para el próximo año es de 292,74 millones.
  • Soria confía en que entre "en un camino de normalidad presupuestaria" y señala la "apuesta inequívoca" del Gobierno para una televisión pública "fuerte y de calidad".

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (en la imagen), anda estos días muy ajetreado con el tema del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2015, pero curiosamente ha dado con la tabla de salvación de RTVE: la vuelta de la publicidad. Algo que se plantea desde hace tiempo, pero mucho más tras el cese del presidente de la corporación, Leopoldo González Echenique, la semana pasada, a quien Montoro negó un nuevo crédito extraordinario.   

Pero esta idea de la vuelta de la publicidad es mucho más relevante, pues hace temblar al Duopolio (Mediaset y Atresmedia). Una medida con la que el gran beneficiado de la retirada de anuncios de la televisión pública, realizada por Zapatero en septiembre de 2009, perdería 400 millones de euros. Y es que curiosamente el presidente socialista no benefició a la cadena pública, sino a las privadas con su decisión. Conviene recordar que estas últimas tienen que abonar un canon (aproximadamente el 1% de su facturación) para financiar a la primera, algo que ha denunciado la Comisión Europea, pero que está pendiente de resolución. Si la justicia comunitaria diera la razón a las privadas y a las telecos, la devolución del dinero sería otro agujero para la pública.

Sin embargo, la vuelta de la publicidad a RTVE no es el único tema que quita el sueño a los mandamases de Mediaset y Atresmedia, Silvio Berlusconi y José Manuel Lara, respectivamente, ya que dentro de seis meses Rajoy sacará a concurso cinco nuevos canales de TDT. En concreto cuatro de alta definición HD y uno SD. Recuerden que en mayo ambos grupos mediáticos tuvieron que cerrar algunos de sus canales (dos y tres, respectivamente), algo que no ha perjudicado su facturación, sino que la ha aumentado.

Volvamos a RTVE. No sólo Montoro baraja la vuelta de la publicidad al ente público, sino que también la piden los partidos políticos y la Asociación Española de Anunciantes (AEA), para evitar un "cataclismo". El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas insiste en que "el presente y el futuro" de la corporación "está garantizado". Esperemos que así sea, aunque hay asuntos sobre la mesa.

El primero a resolver: el sustituto de Echenique, pues el actual presidente en funciones, José Manuel Peñalosa, sólo ostentará el cargo de forma temporal. Rajoy ya se ha pronunciado al respecto y propone a Ernesto Sáenz de Buruaga.

El segundo tema es la situación financiera. Algo que no es baladí, pues RTVE tuvo unas pérdidas de 113 millones en 2013. Para el próximo año contará con un presupuesto de 292,74 millones, de los cuales 281,42 millones son para la prestación del servicio público de radio y televisión, mientras que 11,32 millones van a la Orquesta y Coro de la corporación.

Otro miembro del Gobierno que se ha pronunciado sobre RTVE ha sido el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. En concreto, lo ha hecho en 'Los Desayunos de TVE', donde ha señalado que confía en que el ente público entre "en un camino de normalidad presupuestaria". También ha aludido a la "apuesta inequívoca" del Gobierno por una televisión pública "fuerte y de calidad". El tiempo dirá si es así.

Cristina Martín

[email protected]