Ya lo comentábamos en nuestra anterior edición, utilizando las palabras de alguien que conoce muy bien a González Echenique, el presidente de la Corporación RTVE nombrado por Mariano Rajoy: "Es demasiado buena persona para ese cargo".

La razón oficial es que RTVE necesita un gestor para salir de la parálisis. Pero hombre, si ni la gestión ni la información que emite el antiguo ente están paralizadas. Es más, están de lo más activas: ese es el problema.

Rubalcaba es quien controla los Informativos, se ha enquistado y nunca jamás, en toda la historia democrática, se emitió una información tan sectaria, tan anticristiana, tan prosocialistas y tan antipepera -al menos en el segmento PP no progre, últimamente minoritario- como en este momento, con todo el comando Rubalcaba en plan montaraz.

Miren ustedes, RTVE no necesita un buen gestor, lo que necesita es alguien que sea menos sectario, es decir, menos progre. No necesita gestión porque no tiene ingresos y aunque gestionar implique también reducir gastos, los gastos dependen de lo que quieren que sea RTVE.

Lo que sí necesita es ser menos políticamente correcta, menos basada en la bestialidad de la ideología de género, en la política abortista y anticatólica, que no deja de ser la religión mayoritaria de los ciudadanos. Y para eso, ciertamente, no se precisa un gestor.

Eulogio López

[email protected]