Recurre al sector bancario para financiar salarios y pagos a proveedores.

 

RTVE llora sus males, el cambio de modelo, la reconversión de Ente público en empresa pública y su sacrificio apocalíptico en el altar de las privadas -supresión de la publicidad- para engordar las arcas de las SA ya ha costado muy caro.

Todo estaba diseñado en el 2006 para poner fin a los problemas del mastodóntico Ente. Más de 4.000 empleados, muy válidos, se fueron a la calle a costa del presupuesto público para sanear las deudas gracias a 7.811 millones de euros que asumió el Estado.

Ahora RTVE, con cifras récord de audiencia gracias a la ausencia de cortes publicitarios en muchas de sus franjas horarias, está al borde de la quiebra y pide árnica. Ahora recurre a los bancos y quiere solicitar 60 millones de euros en créditos para salir del bache financiero en el que se encuentra.

El grupo cerró el pasado ejercicio con un déficit de 47,1 millones. Hay miedo entre los gestores de no poder pagar los sueldos ni las deudas a los proveedores.

Se quejan de que las telecos les deben dinero. Nada más lejos de la realidad. La tasa fijada por el gobierno Zapatero para financiar RTVE se paga religiosamente cada tres meses.

La Comisión del Mercado de Telecomunicaciones está liquidando esa tasa, a pesar de estar recurrida ante El Tribunal de Luxemburgo, que ha abierto un expediente ante el Gobierno de España porque considera que las ayudas, en principio, son ilegales. Aún no se ha dictado la sanción que obligaría a RTVE a devolver el dinero, con lo cual aumentaría el agujero de RTVE. Sólo en el 2010 se han pagado 244 millones de euros.

Fuentes relacionadas con la patronal de las operadoras de comunicaciones, Redtel, señalan a Hispanidad que la tasa es ilegal y escandalosa y que "si tienen problemas de financiación no es precisamente por nuestra culpa. Pagamos trimestralmente un 0'9 de todos los ingresos, que incluyen telefonía fija y móvil, mientras que las televisiones en abierto han pagado 57,41 millones de euros, cuando han sido ellas las mayores beneficiadas". Hispanidad ha sabido de fuentes muy solventes que la resolución del recurso que las operadoras presentaron ante el Tribunal Supremo de España está al caer. Como tengan que devolver el dinero, sería ya la ruina.

Nadie se atreve a vaticinar qué va a hacer el PP. González Pons dijo que seguiría con el mismo modelo, pero hay quien augura que Rajoy podría tener la valentía de enemistarse con las privadas e incluir un modelo mixto de financiación para resolver el problema de RTVE, esto es, la vuelta de la publicidad a RTVE. ¿Tendrá valor para ello?

Andrés Velázquez

[email protected]