• El cardenal Arzobispo de Madrid se muestra muy duro con el Gobierno Rajoy en su discurso inaugural de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española.

  • Rouco echa por tierra los argumentos de quienes acusan a la Iglesia de no elevar la voz contra la política de Rajoy.

  • "No es fácil entender que todavía no se cuente ni siquiera con un anteproyecto de Ley que permita una protección eficaz del derecho a la vida", ha recalcado Rouco.

  • Sobre el matrimonio homosexual: "Se trata de restituir a todos los españoles el derecho de ser expresamente reconocidos por la ley como esposo o esposa".
  • Rajoy, al Papa: "Ha supuesto una gran alegría (la audiencia), estábamos necesitados de ella".
  • Rajoy, mientras, en Roma, le ha regalado al Santo Padre un facsímil del libro 'De aetatibus mundi imagenes', del 1500, obra de Francisco de Holanda, y una camiseta de la selección española de fútbol. 

  • Hispanidad ya publicó que Rajoy le iba a pedir ayuda al Papa ante la explosiva situación derivada de la crisis económica.

El mismo día que Mariano Rajoy era recibido por el Papa, el cardenal Arzobispo de Madrid, Monseñor Rouco Varela ha pronunciado un discurso durísmo contra la política del Gobierno Rajoy en relación con el aborto y el 'matrimonio' homosexual. No parece ser casualidad que lo haya hecho precisamente este lunes, día 15 de abril.

Los alegatos del cardenal no dejan lugar a dudas sobre la postura de la Iglesia española sobre ambos asuntos. Así, al hablar de la Ley del aborto vigente en España, señala que "no es fácil entender que todavía no se cuente ni siquiera con un anteproyecto de Ley que permita una protección eficaz del derecho a la vida de aquellos seres humanos inocentes que no por hallarse en las primeros estadios de su existencia dejan de gozar de ese básico derecho fundamental". Recuerda al Gobierno que "durante los años de vigencia de la actual legislación, que se basa en el absurdo ético y jurídico de que existe un derecho de alguien a quitarles la vida a los seres humanos que van a nacer, en contra de lo que falazmente se había afirmado, el número de abortos ha seguido creciendo hasta alcanzar cifras escalofriantes".

"España envejece y se debilita", afirma el cardenal, pero aunque no fuera así, añade, "una conciencia moral y cívica madura no puede permanecer impasible ante la conculcación legalmente amparada del derecho a la vida de un solo ser humano".

Y en cuanto al homomonio, ha hablado con una claridad absoluta, completamente alejada del pensamiento único políticamente correcto. Reclama una reforma urgente de nuestra legislación sobre el matrimonio: "No se trata de privar a nadie de sus derechos, ni tampoco de ninguna invasión legal del ámbito de las opciones íntimas personales. Se trata de restituir a todos los españoles el derecho de ser expresamente reconocidos por la ley como esposo o esposa; se trata de recuperar una definición legal de matrimonio que no ignore la especificidad de una de las instituciones más decisivas para la vida social".

Añade el presidente de la Conferencia Episcopal Española que "se trata de proteger adecuadamente un derecho tan básico de los niños como es el de tener una clara relación de filiación con un padre y una madre, o el de ser educados con seguridad jurídica como posibles futuros esposas o esposos".

¿Cuántas veces se ha acusado a Rouco Varela de apoyar al Partido Popular El discurso de este lunes resta validez a cualquiera de sus argumentos. La política del Partido Popular no satisface a la Iglesia Española. Tampoco han faltado frases en la intervención del cardenal relativas a los problemas sociales de nuestro país. "Persiste la crisis económica con su cortejo de paro -especialmente de desempleo juvenil- y de falta de medios para hacer frente a los compromisos contraídos en la adquisición de viviendas o a la debida atención a los ancianos y a los emigrantes… Persiste la ausencia de protección adecuada para la familia y la natalidad, en especial, para las familias numerosas".


Un encuentro privilegiado que ha durado 24 minutos


No le ha debido de agradar nada a Rajoy que Rouco le recuerde desde Madrid que no ha hecho los deberes respecto a sus promesas electorales. Pero para eso está la Iglesia, para decir la verdad. Y decírsela a Mariano Rajoy, que ha tenido el privilegio de ser el primer presidente europeo recibido por el Papa Francisco (en la imagen). Según informa El País, han hablado a solas durante 24 minutos.

Poco ha trascendido de la reunión, salvo que en los primeros momentos de la audiencia, el presidente del Gobierno español le ha contado al Papa que estuvo en el Encuentro Mundial de las Familias, que se celebró en Valencia en 2006 y que acudió con uno de sus hijos, que entonces tenía un año y ahora tiene ya siete. Después se ha cerrado la puerta de la Biblioteca y ya no se ha podido escuchar más de su conversación.

Además, Rajoy ha regalado al Papa un facsímil del libro 'De aetatibus mundi imagenes', del 1500, obra de Francisco de Holanda, hecha para el rey Felipe II. También le ha entregado una camiseta de la selección nacional de fútbol española, firmada por todos los jugadores. Francisco ha agradecido los dos regalos, y al desplegar la camiseta para ver las firmas, ha recordado que el pasado miércoles, durante la audiencia pública, también recibió la camiseta del club Atlético san Lorenzo de Almagro, de Buenos Aires, equipo del que es socio. Al despedirse de Francisco, Rajoy le ha dicho: "Ha supuesto una gran alegría (la audiencia), estábamos necesitados de ella", informa El País.

Según publicó Hispanidad recientemente, Rajoy iba a pedir ayuda al Papa Francisco ante la explosiva situación española derivada de la situación económica. Eso, después de que el PP lleve años gobernando sin tener en cuenta a los católicos en leyes que atentan contra la familia y la vida, es ciertamente tener mucha jeta. ¿Iban por ahí los tiros de esa frase: "Ha supuesto una gran alegría (la audiencia), estábamos necesitados de ella"

Andrés Velázquez
[email protected]