• Según el documento del organismo internacional, el Popular está entre las entidades vulnerables.
  • Sin embargo, Ron niega que vaya a pedir parte de los 100.000 millones de euros.
  • Según él, el banco "cumplirá con los cambiantes requerimientos de capital" por sus propios medios.
  • Asimismo, ha criticado la reforma financiera: las entidades con problemas han contaminado a las sanas.
  • Y ha pedido rapidez a los evaluadores Wyman y Berger para "que se acabe cuanto antes con la incertidumbre generada por la valoración independiente".
  • Ron ve con recelo al Sabadell que le ha adelantado en capitalización bursátil. Claro que la entidad catalana recibió el 'regalo' de la CAM con más ayudas incluso que las otorgadas a Bankia.

El documento publicado por el Fondo Monetario Internacional sobre la banca española distingue dos tipos de entidades: las más grandes, que pueden afrontar por sí mismas las necesidades financieras aunque la situación económica empeore, y un grupo de bancos con una vulnerabilidad más grande y en las que la ayuda pública parece más necesaria. Aunque sin nombrarlo, el FMI está hablando, entre otros, del Popular.

Por eso su presidente, Ángel Ron (en la imagen), se ha mostrado muy seguro durante la junta general de accionistas, y ha asegurado que la entidad no solicitará ayuda de esos 100.000 millones de euros que la UE ha puesto a disposición de las entidades para su recapitalización. Así, ha manifestado que cumplirán con el plan de negocio del banco para 2012 y 2013, tras la fusión con el Pastor, sin "ayudas públicas", y que les permitirá elevar las coberturas de los préstamos inmobiliarios, también de los sanos, hasta el 43%. De esta manera, la entidad cumplirá "con los cambiantes requerimientos de capital vigentes hoy", ha aclarado.

Por otra parte, y en relación al crédito europeo a la banca, ha criticado la forma en que se ha llevado a cabo la reforma del sector. "El Gobierno centra las principales necesidades de capital en un 30% del sector financiero, que ya ha recibido ayudas públicas (…) deberíamos haber empezado el proceso por esto, sin contaminar a las entidades sanas", ha afirmado.

Entre sus reivindicaciones, ha exigido rapidez a las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger: "Ahora lo que pedimos es que se acabe cuanto antes con la incertidumbre generada por la valoración independiente" del sector financiero.

Con todo esto, el presidente del Popular mira con recelo a su más próximo competidor, el Banco Sabadell. La entidad presidida por Josep Oliu le ha adelantado recientemente en capitalización bursátil. Eso sí -y aunque ya se nos ha olvidado- el banco catalán se hizo con la CAM gracias a unas ayudas públicas superiores, incluso, a las otorgadas hasta ahora a Bankia.

Pablo Ferrer

[email protected]