El presidente de la patronal bancaria pide las mismas reglas del juego para todas las entidades europeas

José María Roldán ha insinuado que la Autoridad Europea Bancaria (EBA) se ha quedado sin objeto de trabajo tras el fin de los saneamientos y el inicio de la tarea inspectora del Banco Central Europeo (BCE).

Durante la presentación este jueves del informe 'ECB Banking Supervision and beyond', Roldán ha pedido que el nuevo modelo de supervisión reemplace las estructuras actuales y no se superponga a ellas, creando duplicidades innecesarias.

Además, el presidente de la patronal bancaria aboga porque el BCE armonice la labor de los supervisores nacionales con el fin de crear un terreno de juego equilibrado en todos los países incluidos en el Mecanismo Único de Supervisión.

Andrés Velázquez

[email protected]