El director de La misión regresa con Encontrarás dragones, que se estrena el próximo día 25. Joffé afirma: Me había golpeado la afirmación de Josemaría: a Dios se lo encuentra en la vida ordinaria y esa vida ordinaria, en su caso, fue la guerra civil española.

 

A pesar de escenas violentas -¿qué guerra no lo es?-, el resultado final de esta superproducción es un mensaje de perdón; el perdón deshiela lo que ha quedado congelado.

Sigue aseverando que cuando el amor se marcha, deja un vacío que puede ser satisfecho con cosas muy amargas. Su historia, elaborada de una manera muy inteligente, se acerca a un misterio que siempre nos enardece: ¿por qué el amor es tan poderoso?, ¿por qué siempre termina ascendiendo a la superficie como un tapón de corcho travieso? 

Encontrarás dragones no es una película para creyentes, reitera este agnóstico anglosajón. Como en Los gritos del silencio, hay también un periodista que busca documentación, en este caso para escribir un perfil biográfico sobre Josemaría Escrivá de Balaguer. En su indagación, encuentra que el fundador del Opus Dei (encarnado por Charlie Cox) y su padre, Manolo (Wes Bentley), eran amigos de la infancia.

El proyecto fue ofrecido a Hugh Hudson (Carros de fuego) y González Iñárritu (Biutiful) pero finalmente fue Roland Joffé quien finalmente aceptó. Nominado por la Academia en 1984 por Los gritos del silencio y en 1986 por La misión, aceptó este reto poniendo como requisito la autoría del guión. La película tiene un presupuesto de 30 millones de euros y es una coproducción entre España, Argentina y Estados Unidos. El filme cuenta con técnicos de primer nivel, como el director de producción Eugenio Zanetti (Oscar por Restauración), la diseñadora de vestuario Ivonne Blake (Oscar por Nicolás y Alejandra), la maquilladora Michele Burke (Oscar por En busca del fuego y Drácula) y el compositor Stephen Warbeck (Oscar por Shakespeare in Love).

Joffé y su equipo han logrado una gran película, conmovedora y apasionada, dirigida a un público muy amplio (ya que se distribuirá en todo el mundo) y, de manera especial, en el mercado norteamericano.

Clemente Ferrer

[email protected]