• El ex secretario de Estado de Hacienda es el candidato que más gusta a Rajoy: tiene experiencia administrativa, empresarial y editorial.
  • No obstante, hasta el viernes, tanto Manuel Campo Vidal, gallego como el presidente de Telefónica Argentina, Luis Blasco, y Francisco Campos, tienen sus opciones.
  • El Gobierno renuncia por el momento a privatizar TVE1. A medio plazo no lo descarta, como tampoco renuncia a la privatización de los canales autonómicos.
  • Por ahora, se conforma con poner orden en el despilfarro y en la manipulación informativa de Rubalcaba, que manda más que nunca en la radiotelevisión pública.
  • Eso sí, el nuevo presidente tiene abiertas todas las puertas, incluso replantear el canon o la reinserción de publicidad en RTVE.

El ex secretario de Estado de Hacienda con José María Aznar, Estanislao Rodríguez-Ponga (en la imagen), se perfila como el más firme candidato a la Presidencia de RTVE, según fuentes monclovitas. Es el candidato que más gusta a Mariano Rajoy que quiere un buen gestor al frente de la empresa pública. Ponga tiene experiencia en la Administración, en la empresa privada (Caja Madrid, El Corte Inglés, Sacyr, etc.) y en el mundo editorial (fue consejero de la COPE y se le ofreció el cargo de presidente).

Rajoy, visto que el acuerdo con el PSOE es imposible y que el proyecto de ir más allá, esto es, de privatizar un múltiplex de RTVE (en plata, el canal TVE1) necesita más tiempo, quiere que el nuevo nombramiento se publicite el viernes 18 en el Consejo de Ministros, aunque como se sabe, se precisa modificar el decreto ley de nombramiento, que ahora exige una mayoría de dos tercios.

La decisión es "casi firme", aseguran en Presidencia, pero hasta el viernes no se confirmará y el resto de candidatos tienen opciones. Si hay pacto de última hora con el PSOE, podría ser Manuel Campo Vidal, que levanta ampollas en el Partido Popular, pues sigue siendo un filosocialista y el hombre de José María Calviño y de Alfonso Guerra.

Luis Blasco, presidente de Telefónica Argentina es otro de los mencionados, así como el gallego -ex director de la televisión autonómica- Francisco Campos. Pero el nominado en primer lugar sigue siendo Estanislao Rodríguez-Ponga -conocido como Estanis-.

Por el momento, Rajoy deja aparcado su plan estrella, que consistía en privatizar uno de los dos múltiplex de RTVE, sobre todo TVE1. Se conforma con acabar con el despilfarro actual y con la manipulación ideológica rampante de los servicios informativos. Nunca en toda la historia democrática Rubalcaba, y desde la oposición, había controlado con tanto descaro los servicios informativos y nunca se había atentado de forma tan flagrante contra el pluralismo informativo -en una televisión pública- como desde que el PP llegó al poder. En Televisión Española mandan el PSOE y los dos sindicatos de clase.

Y eso sí: el nuevo presidente tendrá las puertas abiertas para plantear todas las medidas de ahorro que considera necesarias, desde la reinserción de la publicidad en RTVE hasta instaurar el canon.

A lo que no renuncia el Gobierno es a abrir el camino para privatizar las autonómicas.

Eulogio López

[email protected]