• Lo cual no tiene que suponer, una fusión ABC-El Mundo. Sería una gran estupidez.
  • Al banquero del Santander y presidente de Vocento, le gusta el esquema Atresmedia: un canal progre de izquierdas (La Sexta) y otro progre de derechas (Antena 3 TV).
  • O sea, le gusta el pensamiento débil.
  • Justo en el momento en que los italianos de Rizzoli empiezan a retirar a su gente de España.
  • Y cuando Pedro J. Ramírez intenta comprar El Mundo.

Como diría el fallecido Pedro Toledo, esto puede ser la cohabitación entre un sidoso y un sifilítico. Rodrigo Echenique (en la imagen), consejero de Santander, de un montón de empresas más y además presidente de Vocento, quiere fusionar al grupo editorial del ABC con Unidad Editorial, propietaria de El Mundo, Expansión y Marca. Para algunos, por ejemplo para el verano banquero, la prensa tradicional camina hacia la ruina y la única forma de salvar a dos empresas que van mal es unirlas en un poco santo matrimonio. Al parece no se acuerda del viejo dicho de banca: junta un banco malo y otro malo y tendrás tres problemas.

Ojo, esa fusión no tendría por qué conllevar la fusión de los dos portaestandartes, ABC y El Mundo, que eso sí sería un desastre inmediato. Se trata de no perder cabeceras y ahorrar costes. Vamos, de repetir el esquema televisivo de Atresmedia: una canal progre de izquierdas (La Sexta) y otro canal progre de derechas (Antena 3 TV), pertenecientes a la misma empresa. En este caso, sería un periódico de escándalos y otro más institucional e incluso, todavía, monárquico.

Para entendernos, que a Echenique le gusta el pensamiento único, también conocido como pensamiento débil. Los idearios poco importan porque nadie cree en ninguno de ellos. Lo que importa en periodismo es la cuenta de resultados.

Es el mismo banquero-editor que no desea un ABC respetado sino un ABC temido. Y Luis Enríquez, ceo de Vocento proveniente de El Mundo, se está quedando sin mando y puede quedarse sin cargo.

En el entretanto, Fernández Galiano, presidente de Unedisa, intenta detener la fuga de los italianos de Rizzoli, que ya ha comenzado. Y el destronado Pedro J. Ramírez intenta buscar socios para comprar El Mundo a los italianos. No sólo es una cuestión de dinero es cuna cuestión de que el Sistema ya se libró de él y no quiere que vuelva a entrar en acción.

Eso sí, ¿cuánto cuesta la operación En plano de igualdad nada, pero eso no significa que sin entrada de dinero nuevo, una fusión Vocento-Unedisa está llamada a nuevas reducciones de plantilla. Es decir, menor calidad informativa.

Eulogio López

[email protected]