• Eso sí, es el demócrata New York Times quien le avala como un experimentado candidato.
  • A medida que se acerca el momento de la elección, aumentan las especulaciones sobre quien será el compañero de Mitt Romney en el ticket presidencial.
  • Pero hay otros muchos candidatos: Marco Rubio, John Thune, Paul Ryan, Chris Christie o Susana Martínez.
  • En el bando demócrata existen dudas acerca de si Joe Biden repetirá como candidato a la Vicepresidencia con Obama.

La elección de un candidato adecuado a la vicepresidencia es uno de los aspectos más importantes dentro de toda elección presidencial en Estados Unidos... a la par que uno de los mayores quebraderos de cabeza para los responsables de la campaña electoral de ambos candidatos. La importancia de dicha selección radica en el hecho de que las oportunidades del candidato presidencial para acceder al Despacho Oval se incrementan notoriamente en el caso de que elija a un candidato a número dos que pueda suplir, precisamente, las carencias del presidente.

Justamente por ello, y a medida que se acerca la fecha en que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, deberá anunciar quién será su compañero en el ticket electoral y candidato a la vicepresidencia por el partido de Lincoln, las especulaciones no cesan de surgir.

En el día de hoy, el diario New York Times publica en la portada de su sección política, un artículo acerca de uno de los principales favoritos para ser compañero de Mitt Romney en las elecciones de noviembre, que es el senador por Ohio, Robert Portman. Portman tiene 56 años y es un experimentado político: fue director de la Oficina Presupuestaria del Gobierno del anterior presidente George W. Bush durante parte de la segunda legislatura.

Entre sus credenciales, destaca el hecho de que cuenta con un gran experiencia en Washington –ya que ha formado parte del Gobierno federal y también de los órganos legislativos de la nación-, que es senador por el decisivo Estado de Ohio -tan determinante en las elecciones presidenciales del país que ningún candidato ha ganado las elecciones de la primera potencia mundial sin vencer en dicho Estado- y que es considerado como uno de los principales expertos republicanos en materia económica y fiscal.

Otro aspecto positivo del senador que destaca el rotativo neoyorquino, es su eficaz dominio del castellano lo que puede acercarle a los votantes de origen hispano. Probablemente los únicos puntos débiles del posible candidato son el hecho de que no es muy conocido a nivel nacional en EEUU y que, además, responde a la tradicional imagen del político estadounidense WASP (Blanco, anglosajón y protestante) que siempre ha caracterizado a los candidatos presidenciales del Partido Republicano. Además, el hecho de que el New York Times, el gran diario afín al Partido Demócrata dedique su portada a un candidato republicano no tiene por qué ser algo positivo para dicho aspirante.

No obstante, y a pesar de la gran notoriedad adquirida por Portman en los últimos días, todavía son muchos los candidatos republicanos que entran en las quinielas para ser el candidato vicepresidencial de Romney en noviembre.

En este sentido, continúa situado entre los principales favoritos el senador por Florida, Marco Rubio, hispano de origen cubano de 41 años que se ha erigido como una de las principales estrellas del Partido Republicano desde su elección como senador en el año 2010 y que goza de gran popularidad en la comunidad hispana del país y entre los sectores conservadores, ya que es uno de los principales abanderados del Tea Party. Por todos estos aspectos, Rubio se ha situado como uno de los principales favoritos a acompañar a Romney en noviembre, aunque su juventud y relativa falta de experiencia en política nacional pueden afectar a su nominación.

También desde Washington se mencionan como posibles candidatos a la vicepresidencia al senador por Dakota de Sur, John Thune, quien en el año 2004 desbancó en las elecciones al Senado al líder demócrata en la Cámara Alta, Tom Daschle, y al joven congresista por Wisconsin, Paul Ryan, presidente de la Comisión de Presupuestos del Congreso, quien se ha erigido como el gran opositor a los planes del presidente Obama para incrementar el déficit de la nación y que podría acentuar el perfil económico de la campaña electoral de Mitt Romney.

Otro de los grandes favoritos para ser el candidato vicepresidencial republicano es el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, católico y de 49 años que es conocido por ser un republicano de ideología centrista que si bien cuenta con posibilidades al poder captar numerosos votos del electorado independiente -que es el que decide las elecciones-, su semejanza al candidato presidencial Mitt Romney puede hacer que sus posibilidades se vean reducidas.

Además, Christie ha aseverado en numerosas ocasiones que él desea ser candidato presidencial republicano en 2016, lo que le podría alejar de Romney para las elecciones de noviembre.

Además de Christie, existen otros gobernadores republicanos con grandes posibilidades en las quinielas, entre los que se pueden destacar al gobernador de Virginia, Bob McDonnell- quien cuenta con gran influencia en el seno de partido al ser Presidente de la Asociación de Gobernadores Republicanos y cuyo Estado cuenta con una de las menores tasas de desempleo del país-, al gobernador de Luisiana, Bobby Jindal que fue el primer gobernador de origen indio de la historia del país y muy apreciado entre la comunidad asiática estadounidense o la gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, quien a pesar de haber negado en numerosas ocasiones que aceptaría ser candidata a la vicepresidencia, su condición de mujer e hispana le otorga notables credenciales para ser favorita de cara a la elección. Finalmente, cabe destacar al exgobernador de Minnesota, Tim Pawlenty, íntimo amigo de Mitt Romney y con un perfil moderado y centrista, quien goza de gran valoración entre el establishment republicano.

Por su parte, entre las filas demócratas prima la incertidumbre de si el actual vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, volverá a ser o no el compañero en el ticket electoral de Barack Obama en las elecciones de noviembre. A pesar de que el inquilino del Despacho Oval todavía no ha tomado una decisión, se especula con la posibilidad de que Biden podría ser sustituido por la actual secretaria de Estado y rival de Obama en las elecciones primarias demócratas de 2008, Hillary Clinton, o bien por un candidato de origen hispano, en este sentido, es el alcalde demócrata de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, quien cuenta con más posibilidades.

A falta de cuatro meses para las elecciones presidenciales en la primera potencia mundial, se presume que en las próximas semanas se conocerán quiénes compondrán los tickets electorales de ambos partidos en las inminentes elecciones, la pregunta es: ¿Habrá alguna sorpresa de última hora?

Gabriel López

[email protected]