• El presidente de la inmobiliaria queda al margen del momento crítico de la negociación con los acreedores.
  • Este mes anunció un expediente de regulación que afecta a 68 de los 113 trabajadores, más de la mitad de la plantilla.
  • La remuneración a Rafael Santamaría supone el 69% de los 1,89 millones que cobran los miembros del consejo.

La inmobiliaria Reyal Urbis acaba de anunciar un ERE (expediente de regulación de empleo) que afectara a más de la mitad de la plantilla, 68 de los 133 trabajadores, y está en concurso de acreedores. Mala situación, parecida a las grandes inmobiliarias víctimas del boom. Y medio de esa marea convulsa, la empresa informa hoy miércoles a la CNMV de las remuneraciones a sus directivos. Su presidente, Rafael Santamaría (en la imagen) -conocido, entre otras cosas, por su amistad con del ex ministro de Defensa José Bono- cobró el año pasado 1,3 millones de euros, una desmesura.

A los despedidos vía ERE les hará poca gracia, mientras siguen por la prensa las negociaciones para acabar con el proceso concursal que vive la empresa desde hace un año. Y es que el agujero patrimonial se cuantificó hace un año en 1.700 millones de euros.

Un poco de historia. Urbis era la inmobiliaria de Banesto y tras la absorción por el Santander, fue vendida a Reyal. Eso sí, el Santander financiaba esa compra, que Reyal no podría afrontar (una venta apalancada). La operación se complicó con la crisis del ladrillo. Como Reyal ya no podía pagar, el Santander asumió la gestión, pero respetó al presidente, Rafael Santamaría, que ha sido el responsable de llevar a la inmobiliaria al pozo en el que se encuentra, que no afecta, paradójicamente, al sueldo. Para ser justo, sí que afecta, pero no en la misma medida.

En 2012 Santamaría ganó 1,5 millones de euros, en 2013, 1,3 millones.

De esa retribución, 1,2 millones corresponden a su sueldo y los 104.000 euros restantes a las dietas por asistencia al consejo.

Y un detalle más, del que también informa la inmobiliaria a la CNMV: esa remuneración equivale al 69% del sueldo total que cobraron los ocho miembros del consejo (él incluido): 1,89 millones de euros.

Mariano Tomás

[email protected]