• Según Der Spiegel, Berlín aún piensa que sus socios deben aplicar más ajustes, en aras de la política de austeridad.
  • El Gobierno de Merkel considera "imprescindible" llevar a cabo más reformas para "superar la rigidez" del mercado laboral de España y de Grecia así como más sacrificios de Italia y Francia.
  • Encima, Alemania persiste en oponerse al plan para reactivar el crédito a los países más endeudados que baraja el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.
  • Y mientras, un artículo del anglosajón The Telegraph vuelve a creerse superior que los mediterráneos.
Los ministros Finanzas de la eurozona se reúnen hoy lunes para analizar los desequilibrios macroeconómicos de trece países, entre ellos España, y estudiarán las causas y los remedios propuestos por los Gobiernos. A este respecto, el último balance de la Comisión Europea sobre España augura que el veredicto no será del todo positivo, ya que el país va con retraso en la aplicación de las reformas comprometidas ante Bruselas, informa El País.

Mucho nos tememos que ese veredicto de Bruselas y la petición de apretar más las tuercas a España con más reformas viene directamente del Gobierno de Alemania. Este fin de semana el semanario alemán Der Spiegel reveló que el Gobierno de Merkel considera "imprescindible" llevar a cabo más reformas para "superar la rigidez" del mercado laboral de España y de Grecia, así como más sacrificios de Italia y Francia, según desveló ayer el semanario alemán, que citó como fuente un informe interno elaborado por el Ejecutivo de Angela Merkel.

El informe reconoce avances en España, pero anota como argumento para las restantes reformas los datos del paro, especialmente el juvenil, que la prensa alemana califica como "paro horror" y que los economistas del Gobierno de Merkel consideran que hay que atajar cuanto antes haciendo más flexible el acceso al empleo.

Según Der Spiegel, Berlín aún piensa que sus socios deben aplicar más ajustes, en aras de la política de austeridad. Así, el Gobierno de Merkel persiste en su línea opuesta también al plan para reactivar el crédito a los países más endeudados que baraja el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi (en la imagen).
Según reveló el semanario, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, rechaza la posibilidad de reactivar líneas de crédito -en apoyo de la pequeña y mediana empresa-, como propuso la pasada semana Draghi. Y que viva la solidaridad entre hermanos europeos, ¿verdad, doña Angela

En el informe del Gobierno alemán se reconoce asimismo que todos los países de la eurozona han realizado "una movilización general" para reformar sus estructuras y ganar competitividad. Sin embargo, en el caso de Italia se pide "más margen de maniobra para la liberalización del mercado laboral". Sobre Francia, se aduce que los planes de consolidación se han traducido en un alza de los ingresos, pero no se ha reducido el gasto público.

A todo esto, el Fondo Monetario Internacional desmintió ayer un artículo de The Telegraph que afirmaba que España es insolvente. El texto firmado por Jeremy Warner recomendaba incluso "sacar el dinero mientras se pueda". Sin embargo, el organismo que dirige Christine Lagarde criticó con dureza el análisis asegurando que la interpretación que el rotativo ha hecho del informe "Fiscal Monitor" era "completamente erróneo".

Todo ello nos lleva a concluir que los alemanes y anglosajones quieren imponer sus tesis al resto de Europa (preferentemente el sur) para ser ellos los únicos beneficiados. Es un tópico, sí. Pero es que según estas informaciones, es real.

Andrés Velázquez
[email protected]