Es decir, que sean los militantes los que decidan y no los delegados de un congreso, como ocurre ahoraEl secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha anunciado este jueves que el partido propondrá que se pueda elegir a su secretario general en elecciones primarias, es decir, que sean los militantes los que decidan y no los delegados de un congreso como ocurre ahora.

Eso sí, ha especificado que, para ello, las normas de la formación han de ser modificadas y que estos cambios se harán en los órganos que corresponda: "Ninguna dirección, ni la federal ni las regionales, pueden cambiar las normas del partido, pero sí puede iniciar un debate y es el que tenemos abierto ahora". El debate se ha abierto tras la propuesta de los socialistas gallegos de que su próximo secretario general sea elegido en primarias.

Para López, si el PSOE ha prometido impulsar las primarias abiertas para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, es decir, "si quienes no militan en el PSOE pueden elegir al candidato", es "evidente" que "quienes sí militan tendrán que poder elegir directamente a su próximo secretario general".

De esta forma, el PSOE abre un debate sobre la elección de los representantes del partido y de lo candidatos a la Presidencia sumamente interesante. Y un debate que afecta también al PP, que puede quedarse atrás en propuestas democráticamente innovadoras.

Puestos a proponer cambios, existe otro posible, el de la limitación temporal de los mandatos, que también puede ser saludable desde el punto de vista democrático.

O las propuestas del abogado Ignacio Camuñas: circunscripciones electorales de cien mil habitantes para elegir a 300 diputados; sustituir el Estado autonómico por un Estado unitario (un solo Gobierno, un único Parlamento Nacional y un Tribunal Supremo para todo el país); o suprimir las subvenciones públicas a los partidos, sindicatos y organizaciones empresariales.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]