• Eso sí, a 30 de septiembre, el grupo cántabro ya tenía cubierto el 90% de la exposición inmobiliaria: 6.800 millones de euros.
  • Es la única entidad bancaria con mejor 'rating' que el Reino de España.
  • Eso sí, el fortísimo saneamiento lo paga el accionista: de 0,60 a 0,19 euros por acción.
  • En los países emergentes sube el crédito; en los países en crisis -España y Portugal- los depósitos.

Otra de las entidades que presentan cuentas cerradas a 30 de septiembre para la información del mercado es nuestra primera entidad financiera nacional: Banco de Santander.

Primera por recursos propios, por estructura y por balance, y también en cuanto a imagen de solidez y saneamiento.

Digo esto ya que no le ha dolido en prendas presentar unos resultados consolidados antes de provisiones de 18.184 millones de euros, que supone un 3% más que el mismo periodo del anterior ejercicio y que, atención, después de provisiones se ha quedado en 1.804 millones de euros "un 66% menos que en 2011". Don Emilio Botín (en la imagen) ha sacado pecho, al destacar que la capacidad de generación de resultados del Banco Santander le permite realizar un fuerte saneamiento inmobiliario en España y aumentar la cobertura de morosos.

Gran apuesta la emprendida, pues según los datos ofrecidos la dedicación a saneamientos por exposición de activos de construcción y promoción inmobiliaria ha sido tan generosa que, a mes de septiembre, el banco tendría ya cubierto el 90% de las dotaciones requeridas por el Real Decreto de mayo de 2012, con una dotación de 6.800 millones de euros.

Santander también presume de sus resultados en los 'Stress Tests' de Oliver Wyman, donde figuran en la más privilegiada de las situaciones. En las calificaciones de las sociedades de 'rating', su ubicación es igualmente inigualable en España: la única entidad de crédito con un 'rating' superior al de la deuda soberana del Reino de España, para Moody's es de 'Baa2' con perspectiva negativa.

No todo son flores, ya que, evidentemente, con estas dotaciones, otros epígrafes, como el beneficio por acción, se ha resentido considerablemente, bajando de un 0,60 a 0,19 euros por acción, que supone el 68,8% menos. En el apartado de la morosidad del grupo, malos datos para su negocio en España y Brasil ya que en estos países se ha visto incrementada en un 4,33%.

En el apartado de negocio, el banco asegura que el crédito crece en los centros que operan en mercados emergentes, Iberoamérica y Polonia, mientras que cae en las economías que están en fuertes procesos de desapalancamiento, como España y Portugal. En cambio, en estos últimos países están creciendo más los depósitos, por mor de la morosidad y la recesión económica.

Para finalizar, un deseo: que aunque el dicho popular dice que el que da primero da dos veces, mejor que aquí sea que el que ha dado, no se haya equivocado por la cuenta que le trae a nuestra maltrecha economía.

Rodrigo de Silos

[email protected]