• Desciende la rentabilidad para el accionista y la del propio negocio: el ROE y el ROA se despeñan.
  • A cambio, el grupo reduce apalancamiento y fortalece el balance.
  • Faltan datos para evaluar el deterioro de la cartera de créditos.
  • Gracias a Hispanoamérica se salva el negocio recurrente.
  • Malos resultados de Santander Reino Unido, que preside Ana Patricia Botín.

El beneficio cae casi un 35% pero el ROE, la rentabilidad de los recursos propios, casi el 40%. También cae la rentabilidad sobre activos (ROA).

Las mayores exigencias de recursos propios, es decir, de desapalancamiento, están reduciendo la rentabilidad de los accionistas. No cabe duda de que debido al esfuerzo por aumentar el denominado Core Capital. Y el mercado cotiza la acción con un descuento muy fuerte sobre su valor en libros. En concreto valora la acción a un 68% de su valor teórico contable, que es tanto como decir que es más interesante cerrar el banco y liquidarlo que seguir explotándolo.

El ratio de eficiencia se le deteriora, como a todo el sector, y pasa al 44,9% desde el 43,3%. La información que ofrece el banco en la nota de prensa y en la nota a la CNMV es muy deficiente. No nos informa de los ingresos y gastos financieros y la referente al deterioro de la cartera de créditos es muy parca. Apenas podemos ver que ha crecido un 8% y que la recuperación de activos adjudicados lo ha hecho en casi un 50% (lo que es una buena noticia sin duda).

Sin embargo, el crecimiento del ratio de morosidad es anormalmente bajo (será buena gestión) y como todas las entidades baja el ratio de cobertura (del 73% al 61%), es decir: el porcentaje de morosos que da por perdido. Lo relevante es la fuerte caída de este porcentaje (75% en 2009, 73% en 2010 y 61% en 2011).

La evolución del crédito a residentes es negativa (-6,9%) y donde crece es fuera (7,8%). Los depósitos de las Administraciones Públicas caen muchísimo (-32,4%) y los depósitos a plazo de residentes (-24,6%) se han visto sustituidos por cesiones temporales de activos, que son más seguras para los clientes.

Por zonas geográficas, Hispanoamérica funciona. Lo que no funciona es el Santander Reino Unido, con una fuerte caída del beneficio. Precisamente, el banco que gestiona Ana Patricia Botín.

Miriam Prat

[email protected]