• El Sabadell quiere Espirito Santo pero está a la espera de las condiciones del Gobierno portugués, al igual que Caixabank y Popular.
  • La entidad catalana ultima su puesta a punto en México: Guardiola viajará la semana que viene a un mercado que conoce muy bien.
  • El Ceo del banco considera "un reto" el que BBVA les haya adelantado y sea ahora la segunda entidad en Cataluña.
  • Capítulo desafío soberanista. Guardiola insiste: "No contemplamos más escenario que el de un acuerdo".
  • Y sobre la corrupción, vertiente Rodrigo Rato: el Ceo admite que el aval al ex ministro "ha generado cierto desgaste" a la entidad, pero lo ha justificado porque el banco "tiene que atender las peticiones de sus clientes".
  • E insiste en discriminar entre entidades que lo han hecho bien y las que no han actuado correctamente. Y lanza un recado a la AEB: debe hacer hincapié en esta discriminación hasta que los periodistas también la hagan.

Como recordarán, a comienzos de septiembre, el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu (en la imagen) sufrió un accidente al caerse de un caballo, y tuvo que ser ingresado de urgencia en un hospital de Barcelona. El diagnóstico fue muy poco alentador: rotura de la clavícula y de varias costillas. A pesar de que esas lesiones tardan en curarse en personas de cierta edad -Oliu tiene 65 años- el banquero presidirá hoy jueves el consejo de administración.

Pero la pregunta era pertinente: ¿Se ha planteado el banco su sucesión "Oliu está estupendo", ha señalado este jueves su número dos, Jaume Guardiola, durante la rueda de prensa para presentar los resultados trimestrales de la entidad, los cuales muestran que la banca se prepara para una nueva batalla comercial en operaciones fuera de balance (fondos). "No creo que esté el hombre pensando en esto". "Lo que creo es que Oliu va a dejar de montar a caballo", ha afirmado, entre las risas de los presentes.

Y de la sucesión pasamos a la expansión. Tal y como adelantó Hispanidad, el Sabadell está interesado en Espirito Santo, pero está a la espera de conocer las condiciones del Gobierno portugués, al igual que Caixabank y Popular. En resumen, quieren sabe cuánto dinero aportará el Ejecutivo portugués. En palabras de Guardiola: "No tenemos posición fijada hasta que no se abra el proceso". Lo dicho.

Donde sí tiene la posición fijada es en el Banco Comercial Portugués (BCP), otra entidad lusa donde el Sabadell mantiene una participación minoritaria (5,5%), y que no superó los test de estrés. Sin embargo, según Guardiola, "nuestra política hacia BCP no cambia", ya que "durante este año ya ha realizado una serie de acciones para fortalecer su capital".

Más sobre expansión. Esta vez, turno para México, mercado que el Ceo de la entidad conoce a la perfección tras desempeñar, desde 2003 hasta 2007, el cargo de vicepresidente y director general de BBVA Bancomer. Guardiola viajará la próxima semana al país americano con la intención de ultimar la obtención de la ficha bancaria que permitirá a la entidad realizar banca doméstica. El Ceo ha admitido que se trata de un mercado complicado porque parten de cero, frente a entidades muy grandes y muy consolidadas, pero merece la pena el esfuerzo.

Volvamos a España, concretamente a Cataluña. ¿Qué le parece que el BBVA haya reforzado su posición en la zona  "Nos encanta eso porque es un reto importante", ha declarado Guardiola, que ha señalado que el banco presidido por Francisco González ha pasado a ser la segunda entidad en Cataluña, por detrás de Caixabank y por delante de Sabadell. Ya veremos cómo va evolucionando el ranking en los próximos trimestres. La pugna se presenta interesante.

Más de Cataluña, esta vez a cuenta del desafío soberanista. Guardiola ha insistido: "No contemplamos más escenario que el de un acuerdo porque a todos nos interesa", ha afirmado. Y el tema no da más de sí.

Cómo no, ha salido el asunto del aval a Rodrigo Rato. Una aclaración: el Sabadell concedió un aval a un gran cliente del banco -que Guardiola no ha desvelado- y que éste garantizó la fianza del exministro por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid. En otras palabras, el Sabadell no ha avalado directamente a Rato, sino a un tercero. Dicho esto, Guadiola ha admitido que la operación "ha generado cierto desgaste" en la entidad, pero ha asegurado que el banco "tiene que atender las peticiones de sus clientes". Además, este caso "responde a los parámetros de las operaciones normales", ha explicado.

Un apunte para terminar. El número dos del Sabadell ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de discriminar entre las entidades que han actuado bien antes y durante la crisis, y las que lo han hecho mal y han sido rescatadas y, además, están siendo investigadas por los tribunales. Para Guardiola, esta discriminación es "básica", y ha lanzado un recado a la AEB: debe hacer hincapié en esta discriminación hasta que los periodistas también la hagan.

Pablo Ferrer

[email protected]