• Lo cual significa que puede llegar al 29,9%, paso previo a una fusión OHL-Abertis.
  • Además, todos saben dónde acabarán las participaciones industriales de la banca.
  • Por enésima vez ratifica a Juan Villar Mir de Fuentes como sucesor.
  • Sucesión que está pensada realizarse mediante la puesta en marcha de una sociedad patrimonial.
  • Por otra parte, Villar Mir quiere entrar en Colonial: está negociando con los bancos y con el presidente de la inmobiliaria para convertirse en socio de referencia.
  • La venta del 60% de OHL Brasil y de los activos chilenos, han permitido registrar un beneficio neto de 1.005,5 millones de euros, un 350,3% más que en 2011.

Sin duda, 2012 ha sido un año de "gran transformación" para OHL, según consta en el documento remitido este miércoles a los medios, y según ha explicado el presidente, Juan Miguel Villar Mir (en la imagen) durante la presentación de resultados. Sin duda, la operación de Abertis ha marcado el ejercicio.

Villar Mir ha explicado que la entrada en la concesionaria es "para siempre" y que, actualmente, la participación de OHL es del 15,4%. Sobre un posible aumento en Abertis, el presidente del grupo ha asegurado que "nunca llegaremos al 30%". Esto, traducido, significa que puede llegar al 29,9%, que es el umbral para tener que lanzar, obligatoriamente, una OPA, asunto que nadie quiere. Pero con el 29,9% sí sería el máximo accionista -La Caixa y la familia Godia poseen el 28%-, y sería el paso previo a una fusión entre ambas compañías.

A esto se une el destino que todos conocemos de las participaciones industriales de la banca, afectadas por Basilea que en la práctica les obliga a vender esas participaciones. Tener que provisionar el 100% de esa inversión es un requisito demasiado exigente.

En otro orden de cosas, y como ya adelantara Hispanidad, Villar Mir está preparando la sucesión en su hijo Juan Villar Mir de Fuentes, actualmente vicepresidente del grupo. "Es el heredero y sucesor", ha afirmado el presidente que, sin embargo, todavía no contempla retirarse: "Pienso seguir, con la suerte de saber que tengo un magnífico sucesor", ha señalado.

Para pasarle el testigo a su hijo, Villar Mir lo hará mediante una sociedad patrimonial dirigida por Villar Mir de Fuentes. Esa sociedad será la poseedora de todo el grupo, pero el presidente no estará en el día a día de la gestión, tal y como hace Villar Mir padre actualmente.

Otra perla lanzada durante la presentación de resultados, aunque no ha sido del todo novedosa: el grupo Villar Mir tiene intención de entrar en Colonial. De hecho, está negociando tanto con los bancos acreedores como con el presidente, Juan José Bruguera, para salvar el patrimonio inmobiliario de la compañía, que actualmente está muy endeudado. Como en Abertis, esa participación en Colonial nunca superaría el 30% y, además, será independiente de Inmobiliaria Espacio, filial del grupo Villar Mir.

¿Y qué hay de los resultados Pues que han estado marcados -como todo lo demás- por la venta del 60% de OHL Brasil y de los activos chilenos. Así, las ventas han subido un 8,8%, hasta los 4.029,6 millones de euros; el EBITDA ha sido de 1.052,9 millones de euros, esto es, un 38,1% más que en 2011, y el EBIT ha crecido un 33,3% hasta los 829,8 millones de euros. El beneficio neto atribuible ha alcanzado los 1.005,5 millones de euros, un 350,5% más, y el recurrente ha sido de 260,1 millones de euros, un 16,5% superior al del año anterior.

Uno de los aspectos más resaltados por Villar Mir ha sido la importante reducción de la deuda neta con recurso, que ha sido del 53,6%. Actualmente, esta deuda es de 588,8 millones de euros, frente a los 1.270,1 millones de 2011.

Pablo Ferrer

[email protected]