• Y en las autopistas fuera de España.
  • Al mismo tiempo, abandona los aeropuertos.
  • La empresa catalana insiste en el pago por uso.
  • Y sigue apostando por la aplicación en España del Plan Relance que puso en marcha Sarkozy en 2008, que consiste en ampliar el plazo de las concesiones a cambio de más inversiones.
  • Pero la ministra de Fomento no quiere ni el pago por uso ni el Plan Relance.
  • El problema de las radiales sigue sin solución: Ana Pastor se niega a poner dinero público. Vamos hacia la liquidación.
  • Resultados: la ausencia de extraordinarios hace que el beneficio caiga un 40%.
  • Las relaciones con Villar Mir, en su mejor momento. Tanto es así que hay intercambio de ejecutivos entre Abertis y OHL.
  • Ahora, OHL tiene el 27,8 de Abertis, mientras que el grupo Caixa-Godó, el 22%.

Durante la presentación de los resultados a los analistas, el consejero delegado de Abertis, Franciso Reynés (en la imagen), ha manifestado su deseo de que el grupo sea reconocido como la empresa que cumple sus compromisos. Y eso es lo que ha hecho en 2013: tal y como prometió, la compañía se ha especializado en autopistas y en telecomunicaciones. Además, ha reducido su deuda un 8%.

Por partes. Cuando hablamos de autopistas -que representan el 90% del Ebitda del grupo- nos estamos refiriendo a las de Chile y Brasil, que han aumentado su tráfico un 7,8% y un 3,9% respectivamente. Los ingresos han crecido un 28,5%. En el lado opuesto, España, donde el tráfico de las autopistas ha caído un 5,2% aunque, eso sí, ha registrado cierta mejora en el último trimestre del año.

El otro sector clave de la compañía es de las telecomunicaciones, tanto por satélite como terrestres. Al negocio de la TDT, Abertis quiere sumar ahora el de las torres de telefonía móvil, y no sólo en España sino en todo el continente europeo.

Al mismo tiempo, la empresa catalana ha abandonado el negocio de los aeropuertos, actividad que ha pasado a reclasificarse en el epígrafe de "Actividades interrumpidas" tras la venta de TBI. Los activos y pasivos asociados han pasado a ser "activos y pasivos mantenidos para la venta".

Volvamos a las autopistas. La empresa que preside Salvador Alemany insiste en el pago por uso, esto es, en poner peaje en todas las autopistas de España. Así, pagarían sólo los que las usan, y más los que las usen más. Además, Abertis apuesta por instaurar en nuestro país un plan a imagen y semejanza del Plan Relance, que puso en marcha Nicolás Sarkzozy en 2008. En pocas palabras, se trataría de aumentar los plazos de las concesiones a cambio de mayores inversiones por parte de las empresas.

Pero en ambos casos Abertis ha pinchado en hueso. La ministra de Fomento, Ana Pastor, no quiere ni lo uno ni lo otro. Tampoco está dispuesta a poner dinero público para solucionar el problema de las radiales de Madrid. En definitiva, vamos hacia la liquidación.

Y ahora sí, vamos con los números de 2013. La ausencia de extraordinarios ha hecho que el beneficio haya sido de 617 millones de euros, esto es, un 39,7% menos que en 2012. Hablamos de las plusvalías registradas entonces por la venta del 23% de Eutelsat y de varios aeropuertos. Sin contar extraordinarios, el beneficio en 2013 ha aumentado un 7,4%.

Otro capítulo a destacar es la deuda, que se ha reducido un 8% y ha pasado de 14.130 millones de euros en 2012 a 13.155 millones al cierre de 2013. Así, el ratio de endeudamiento se sitúa en 4,5 veces el Ebitda. Hace doce meses era 5,7. Aún así, la ratio continúa siendo elevada y no debería superar 4 veces el Ebitda.

Todo esto está muy bien, pero ¿cómo están las relaciones con Villar Mir Mejor que nunca. Tanto es así que hay intercambio de ejecutivos entre Abertis y OHL. Eso implica algo más que ser un simple socio industrial. En estos momentos, OHL tiene el 19% de Abertis, mientras que el grupo Caixa-Godia, el 22%.

Pablo Ferrer

[email protected]